AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Juez de Puerto Rico ordena registrar teléfonos de chat

July 23, 2019
Manifestantes hacer sonar cacerolas durante una marcha por la autovía Las Américas para exigir la renuncia del gobernador, Ricardo Rosselló, en San Juan, Puerto Rico, el 22 de julio de 2019. (AP Foto/Dennis M. Rivera Pichardo)
Manifestantes hacer sonar cacerolas durante una marcha por la autovía Las Américas para exigir la renuncia del gobernador, Ricardo Rosselló, en San Juan, Puerto Rico, el 22 de julio de 2019. (AP Foto/Dennis M. Rivera Pichardo)

SAN JUAN (AP) — Un juez local emitió el martes órdenes de registro para los teléfonos celulares de funcionarios del gobierno vinculados con un chat que desencadenó una crisis política que amenaza con poner fin al mandato del gobernador de Puerto Rico.

Una de las órdenes indica que los funcionarios gubernamentales utilizaron el chat para transmitir información oficial y confidencial a ciudadanos privados, lo que es una posible violación a las leyes éticas.

El portavoz del Departamento de Justicia Territorial, Kelvin Carrasco, dijo el martes que las órdenes fueron aprobadas durante la noche y que eran válidas para los que aún no han entregado sus teléfonos. No identificó a los funcionarios y se negó a dar más detalles.

La posibilidad de que algunos de los 12 miembros del chat, incluyendo a miembros y exfuncionarios del gobierno, enfrenten problemas legales incrementó la crisis en torno al gobernador Ricardo Rosselló.

Uno de los participantes del chat, el confidente y secretario de Gobernación de Rosselló, Ricardo Llerandi, anunció el martes su renuncia y señaló que él y su familia han recibido amenazas.

“Los últimos días han sido sumamente difíciles para todos”, declaró. “En esta coyuntura histórica me corresponde anteponer sobre cualquier consideración el bienestar de mi familia”.

Durante la última semana y media, los manifestantes han salido a las calles de Puerto Rico en las protestas más grandes de la isla en al menos 15 años, para exigir la renuncia del gobernador en medio de una ola de indignación que estalló por la filtración de 889 páginas de conversaciones en las que se ve a Rosselló participar en un chat con contenido obsceno junto a algunos de sus principales asesores y al menos un cabildero.

“Si el pueblo quiere que él renuncie, pues el deber de él como gobernador es renunciar, porque el pueblo es el que elige”, declaró Alexander Ortiz, un estudiante universitario de 18 años de edad originario de Gurabo.

Los participantes del chat conversaron sobre política y contratos gubernamentales, pero también insultaron a mujeres y se burlaron de los electores, incluyendo víctimas del huracán María. Rosselló llamó “puta” a una política y se refirió a otra como “hija de perra”, además de mofarse de la obesidad de un hombre con el que posó para una fotografía.

El martes, Rosselló emitió un comunicado ofreciendo un tono más conciliador.

“Cuando una parte habla con legitimidad, la otra es responsable de escuchar atentamente. El pueblo está hablando y me toca escuchar. Han sido momentos de total reflexión y de tomar decisiones que se van ejecutando según las preocupaciones del pueblo de Puerto Rico y sus mejores intereses”, dijo el gobernador.

Rosselló dijo que de ahora en adelante, sólo hablará de temas relacionados con el gobierno.

Llerandi es uno de los participantes del chat que ya se han reunido con funcionarios de Justicia o han entregado sus teléfonos celulares, como se les solicitó la semana pasada. El grupo incluye al exasesor legal del gobierno, Alfonso Orona, y al secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario.

La filtración acrecentó la latente molestia existente en la isla por la corrupción y la mala gestión, a las que muchos culpan de los 13 años de recesión y de una grave crisis de deuda que derivó en medidas de austeridad, como recortes en las pensiones y cierre de escuelas. Muchos de los habitantes también reclaman el lento proceso de recuperación tras el paso del huracán María, que devastó a la isla hace casi dos años, dejando a miles de muertos a su paso.

Mientras se aprobaban las órdenes de registro, un pequeño grupo de manifestantes se enfrentó a la policía durante la noche, y un tanque de gas lacrimógeno provocó el incendio de un vehículo en la vieja sección colonial de la capital de Puerto Rico en la que se sitúa la residencia del gobernador.

La crisis política ha alcanzado tal punto que muchos se preguntan cómo es que Rosselló podrá seguir gobernando la isla ante las exigencias por su renuncia.

Rosselló se aferró al cargo el lunes en la noche durante una entrevista con Fox News, en la que dijo que ya se había disculpado por la filtración del chat, pero los puertorriqueños siguen insatisfechos y aseguran que continuarán manifestándose hasta que abandone el cargo, sin importar el tiempo que tome.

“Somos capaces de aguantar lo que sea”, dijo Francisco Javier Díaz, un ingeniero químico de 30 años de Corozal, una localidad del centro del país. “Tenemos el poder y la resiliencia. La verdad es que estamos cansados”.

El astro del atletismo puertorriqueño y medallista olímpico Javier Culson se sumó al coro de voces que exigen la salida de Rosselló.

“Hoy mi hija y su familia materna parten a buscar un mejor futuro en otro país. Porque aquí no tienen oportunidades. ... Todos merecemos paz y tranquilidad, y líderes políticos con los más altos valores de integridad y compromiso de servicio... Por el bien de nuestra sociedad y de nuestros hijos, pasa el batón Ricardo Rosselló”.

___

La corresponsal de Associated Press Mariela Santos contribuyó con esta nota.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.