BUENOS AIRES (AP) — Lionel Messi prometió recorrer los casi 70 kilómetros que separan su Rosario natal del santuario de la Virgen de San Nicolás si Argentina gana el Mundial de Rusia 2018.

El astro del Barcelona, además, negó que en la selección jueguen sus “amigos”, como señalan algunos de sus detractores en Argentina; admitió que preferiría no cruzarse con España en el campeonato mundial, y dijo que desea terminar su carrera con la camiseta de Newell’s, club del cual es fanático, durante una extensa entrevista con la cadena deportiva TyC Sports de Argentina.

"Vamos a San Nicolás. Si hay que ir, vamos. Todo sea por el Mundial”, dijo el capitán argentino desde Moscú, donde se encuentra concentrado junto al seleccionado que jugará el sábado un amistoso ante Rusia.

La Virgen del Rosario, cuyo santuario se ubica en la ciudad bonaerense de San Nicolás, es venerada por miles de personas cada 25 de septiembre cuando se celebra la primera aparición mariana a una mujer de la zona en 1983.

El delantero sostuvo que se “ríe” de las versiones que lo acusan de imponer a su grupo de amigos en la selección. “Jamás puse ni saqué a ningún jugador de la selección”, enfatizó.

“Los que están no son cualquiera. Dicen de (Ángel) Di María, (Sergio) Agüero, Pipa (Gonzalo Higuaín), Masche (Javier Mascherano), Lucas (Biglia), son todas figuras en el mundo. Que digan que juegan porque son amigos es una falta de respeto primero hacia ellos y después hacia mí”, opinó. “Soy uno más acá adentro. Intento dar lo mejor cuando vengo y disfrutar los días que me toca estar en la selección”.

De cara al sorteo del Mundial el próximo 1 de diciembre, Messi admitió que preferiría no les toque enfrentar a España en el mismo grupo. “Prefiero evitarlos a ellos. Por lo que significa, lo que es y su juego. Sería un rival muy difícil”.

Consultado sobre los candidatos al título, además de España señaló a “Brasil, Alemania, Francia, hoy por hoy son los que mejor imagen están dejando, individualmente son muy fuertes”.

Si bien aseguró que no piensa en el futuro, Messi dijo que “me encantaría jugar en Newell’s, es algo pendiente que me quedó”.

Messi no alcanzó a jugar en el fútbol argentino, tras irse a Barcelona cuando era niño.

“Pero no sé qué va a pasar de acá a unos años, como voy a estar. La verdad no puedo decir que voy a volver. Ojalá pueda ser así, jugar en Newell’s como soñé de chiquito”, concluyó el delantero de 30 años.