AP NEWS
Related topics

Bruselas en máxima alerta ante amenaza inminente

November 22, 2015

BRUSELAS, Bélgica (AP) — Mientras centenares de efectivos patrullaban Bruselas por segundo día y las autoridades buscaban a uno o más extremistas, el gobierno belga decidió el domingo mantener a la capital en máximo estado de alerta antes del inicio de la semana laboral para impedir ataques similares a los ocurridos en París.

Al mencionar una amenaza “grave e inminente”, el primer ministro Charles Michel anunció la cancelación de clases para el lunes en las escuelas y universidades de Bruselas, en tanto que el metro continuará cerrado, lo que impedirá el regreso a la normalidad en la ciudad sede de las principales instituciones de la Unión Europea.

“Tememos ataques como los sucedidos en París, con participación de varios individuos, quizá en distintos lugares”, dijo Michel después de que presidiera una reunión del Consejo de Seguridad Nacional de Bélgica.

Mientras Bruselas era mantenida en el más alto de los cuatro niveles de alerta, el resto del país permanecía en alerta categoría tres, lo que implica que un atentado es “posible y probable”.

“A nadie agrada esta situación. Tampoco a nosotros. Pero debemos asumir nuestra responsabilidad”, declaró Michel.

Una serie de redadas de la policía en el centro de Bruselas culminó el domingo por la noche, de acuerdo con un funcionario que habló a condición del anonimato porque la investigación general seguía en curo.

La situación se tornó tensa el domingo en la noche en los alrededores de la vasta área de la Grand Place; la policía vigiló la zona y realizó diversas operaciones en busca de sospechosos. En un momento, las fuerzas de seguridad cerraron calles y gritaban a la gente que se retirara.

Los gobernantes occidentales intensificaron el domingo su discurso contra el Estado Islámico, que se adjudicó los ataques en París en los que 130 personas perdieron la vida y centenares resultaron heridas; los atentados con bombas perpetrados por suicidas y que dejaron 43 muertos y más de 200 heridos en Beirut; y el derribó del avión de una aerolínea rusa con 224 personas a bordo en la península del Sinaí en Egipto. Todas estas acciones tuvieron lugar en el último mes.

“No aceptaremos la idea de que los ataques terroristas contra restaurantes, teatros y hoteles sean la nueva normalidad, o que estamos indefensos para detenerlos”, declaró el presidente Barack Obama en Kuala Lumpur, Malasia.

El ministro de defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, dijo que el grupo extremista debe ser destruido a toda costa.

“Debemos aniquilar el Estado Islámico en todo el mundo... y debemos destruirlo en su propio territorio”, dijo Le Drian. “Es la única dirección posible”.

La decisión de poner a Bruselas en máxima alerta fue adoptada el sábado en la mañana cuando las autoridades buscaban intensamente a Salah Abdeslam, de quien se cree tuvo una participación crucial en los ataques del 13 de noviembre en Francia. Se sabe que cruzó a Bélgica el día posterior a los atentados.

El ministro del Interior, Jan Jambon, advirtió que la amenaza no desaparecerá sólo con la captura de Abdeslam y que buscan a diversas personas relacionadas con los preparativos de posibles ataques en Bruselas.

“La amenaza terrorista es más amplia que sólo esa persona”, afirmó Jambon. “Perseguimos diversos aspectos. Por eso efectuamos una gran exhibición de fuerza y damos seguimiento a todo al minuto. No tiene caso ocultar esto”, agregó.

Varios de los que participaron en los ataques de París habían vivido en Bruselas, como Abdelhamid Abaaoud, el autor intelectual de esas acciones y que murió el miércoles durante una operación de la policía francesa.

Se sabe que Abdeslam cruzó a Bélgica el 14 de noviembre. Su hermano, Mohamed Abdeslam, salió en la televisión belga y le pidió que se entregue. Señaló que prefería verlo en “prisión que en un cementerio”.

El sábado, las autoridades de la ciudad costera turca de Antalya detuvieron a un belga de 26 años presuntamente vinculado con extremistas islámicos y posiblemente con los ataques en París.

Francia ha intensificado sus ataques aéreos en Siria y Le Drian dijo que el portaviones francés Charles de Gaulle enviado al Mediterráneo a respaldar el combate contra los extremistas del EI en Siria, estará “operativo” a partir del lunes y “listo para actuar”.

El presidente francés Francois Hollande tiene previsto reunirse el lunes en París con el primer ministro británico David Cameron, viajará a Washington y Moscú más adelante en la semana para impulsar una coalición internacional más fuerte contra el grupo extremista.

Previsiblemente Cameron esbozará su plan para combatir al Estado Islámico mientras busca la aprobación del Parlamento a su plan de sumarse a Francia, Rusia y Estados Unidos en la ofensiva aérea contra los bastiones del grupo en Siria.

Rusia también ha anunciado sus acciones emprendidas en la lucha contra el EI. Intensificó la semana pasada sus ataques aéreos en Siria en después del derribo el 31 de octubre de un avión de pasajeros en Egipto.

El domingo, agentes del orden rusos allanaron un escondite de extremistas armados en el Cáucaso norte y mataron a 11 de ellos en un intercambio de fuego.

Los extremistas formaban parte de un grupo cuyos miembros juraron lealtad al Estado Islámico, dijo el Comité Nacional Anti-Terrorismo en una declaración.

___

Jordans informó desde París. Los periodistas de The Associated Press Maria Sanminiatelli y Thomas Adamson en París, Josh Lederman en Kuala Lumpur, Malasia, Gregory Katz en Londres, Joseph Krauss en El Cairo y Lorne Cook en Bruselas contribuyeron a este despacho.

AP RADIO
Update hourly