INDIANÁPOLIS (AP) — Victor Oladipo dio un gran paso para ganarse el corazón de Indianápolis. Todo lo que requirió fue un disparo clave.

El nuevo base de los Pacers embocó un triple a 10,3 segundos del final, e Indiana completó una remontada para conseguir el domingo un inusitado triunfo por 97-94 sobre los Spurs de San Antonio.

“Era un poco largo. Demasiado largo”, relató Oladipo. “Sinceramente, no quería disparar desde tan lejos, pero sentí que hice bien mi movimiento... Me gusta disparar al final del partido. Uno sueña con esto”.

En Indiana, ha sido difícil encontrar en fechas recientes algún jugador capaz de resolver los partidos.

Durante su carrera con los Pacers, Paul George tuvo la oportunidad de realizar 15 disparos que significarían la ventaja en los últimos 20 segundos de un partido. Los falló todos.

Oladipo, exastro de la Universidad de Indiana, no tuvo problemas para atinar el primero con su nuevo equipo.

De hecho, los dos jugadores adquiridos por Indiana a Oklahoma City en el canje por George brillaron para que los Pacers lograran apenas su tercer triunfo sobre los Spurs desde 2007.

Oladipo totalizó 23 puntos y cinco asistencias, mientras que Domantas Sabonis estableció los mejores números de su carrera, con 22 unidades y 12 rebotes.

LaMarcus Aldridge finalizó con 26 tantos y ocho rebotes para encabezar a San Antonio, que jugó otra vez sin Kawhi Leonard y Tony Parker. La derrota significó que el entrenador Gregg Popovich deberá esperar al menos otro día para empatar a Phil Jackson, en el sexto puesto de los estrategas con más triunfos en la NBA.

“Fue un partido muy disputado”, comentó Popovich. Oladipo “estaba lejos y sin muy buen equilibrio, pero hay que darle el mérito por encestar. Fue un gran duelo y no me molesta en absoluto el resultado”.

San Antonio ha perdido dos duelos en fila.

También por los Spurs, el argentino Manu Ginóbili repartió cinco asistencias, anotó tres puntos y atrapó un par de rebotes.