NUEVA YORK (AP) — El multimillonario empresario estadounidense y mecenas de causas derechistas David Koch está renunciando a sus actividades financieras y políticas, anunció la organización.

Koch, de 78 años de edad, está sufriendo crecientes problemas de salud, reveló su hermano mayor y socio empresarial, Charles Koch, en una carta enviada a directivos de la compañía el martes por la mañana.

"David siempre ha sido un gran luchador y está lidiando con esto de esa misma forma", escribió Charles Koch quien se expresó "profundamente entristecido" por el retiro de su hermano.

David Koch renunciará como vicepresidente ejecutivo y como miembro de la junta de Koch Industries y de una subsidiaria, Koch Chemical Technology, en la fungía como presidente y director ejecutivo.

Renuncia además como presidente de la junta directiva de Americans For Prosperity Foundation, la fundación caritativa vinculada a la organización política de los hermanos Koch.

Desde hace unos años Charles Koch había asumido un rol más visible en las empresas de los hermanos. Seguirá siendo el director ejecutivo de Koch Industries y extraoficialmente, el vocero de las campañas políticas de su red.

Los demócratas han criticado duramente a los hermanos Koch por la desproporcionada influencia que ejercen en los movimientos políticos conservadores. Harry Reid, quien era antes líder de los demócratas en el Senado, con frecuencia fustigaba a los republicanos por ser "adictos a los Koch".

Aun así, los hermanos Koch en ocasiones se han enfrentado con el gobierno de Donald Trump.

Ante el estilo personal de Trump y el contenido de sus posiciones, el emporio de los Koch se abstuvo de apoyar a candidato político alguno en las elecciones de 2016. Aunque coinciden con Trump en cuanto a impuestos, la desregulación y el sistema de salud, se oponen fuertemente a sus políticas comerciales.

El lunes, la organización de los Koch anunció una campaña multimillonaria para oponerse a los aranceles comerciales anunciados por Trump y destacaron los beneficios del libre comercio.

Con el dinero del negocio familiar radicado en Kansas, los hermanos Koch han creado lo que es probablemente la organización política más amplia y poderosa de todo Estados Unidos. El emporio ha anunciado planes de invertir 400 millones de dólares para influir en las elecciones de mitad de término este año. Además han emprendido iniciativas para mejorar la imagen de los republicanos en las universidades, entre la comunidad hispana y entre las organizaciones no gubernamentales.

David Koch, quien fue candidato vicepresidencial por el Partido Libertario en 1980, en años recientes se ha enfocado más en las labores caritativas de la organización.

Koch, quien vive en Manhattan, donó 150 millones de dólares al Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering de Nueva York en 2015, la donación más abultada en la historia de ese centro médico. Además ha donado un total de 185 millones de dólares al Instituto Tecnológico de Massachusetts, su alma máter.