EL CAIRO (AP) — El presidente egipcio Abdel-Fattah el-Sissi presentó el miércoles sus documentos de candidatura, un día después de que un retador potencialmente serio en los comicios de marzo fue arrestado por las fuerzas armadas.

El-Sissi tiene virtualmente asegurado ganar un segundo término de cuatro años en la votación del 26 al 28 de marzo, luego de que dos posibles retadores se retiraron de la contienda y otros dos fueron arrestados, pero sus partidarios han estado recolectando firmas de votantes en un intento de mostrar que el presidente tiene respaldo popular.

Para ser candidato, un aspirante tiene que conseguir 25.000 “recomendaciones” de votantes o el respaldo de 20 legisladores. El-Sissi tiene ya el respaldo de más de 500 parlamentarios, de un total de 596, mientras que su página oficial en Facebook mostró el miércoles imágenes de trabajadores llevando cajas de recomendaciones, cada una con la imagen del presidente y la frase “¡Viva Egipto!”.

El martes, las fuerzas armadas arrestaron al ex jefe del Estado Mayor Sami Annan por una serie de acusaciones graves, lo que básicamente puso fin a sus esperanzas de ser candidato en las elecciones y aseguró que El-Sissi, un ex general, no se enfrentará con otro miembro del poderoso establishment militar.

Amnistía Internacional dijo que el arresto de Annan representaba un ataque a los derechos de participación pública y libre expresión.

"Está claro que las autoridades egipcias están determinadas a arrestar y hostigar a cualquiera que se presente contra el presidente el-Sissi”, dijo Najia Bounaim, directora de Amnistía en el Norte de África. “Eso se corresponde con los esfuerzos actuales del gobierno egipcio para aplastar la disensión y consolidar su poder atacando a la sociedad civil, activistas y defensores de los derechos humanos en el país”.

El arresto de Annan deja al prominente abogado de derechos humanos Khaled Ali como el único candidato importante contra el-Sissi, pero su candidatura también corre riesgo, porque él fue declarado culpable en septiembre de hacer un gesto obsceno con la mano en público. La próxima audiencia de apelación está programada para el 7 de marzo, menos de tres semanas antes de los comicios.

Otros dos aspirantes presidenciales se han retirado.

El ex primer ministro y general de la fuerza aérea Ahmed Shafik, que finalizó segundo en las primeras elecciones libres en Egipto en 2012, dijo que él no era el hombre “ideal” para guiar a la nación, luego de días de duras críticas en la prensa pro el-Sissi.

Otro posible candidato, el ex legislador Mohammed Anwar Sadat, sobrino del asesinado presidente Anwar Sadat, dijo que el clima político en el país no era propicio a una campaña porque el temía por la seguridad de sus seguidores.