LAWRENCE, Kansas, EE.UU. (AP) — Los expertos dicen que la economía de Kansas depende fuertemente del libre comercio global y de la mano de obra inmigrante en una época en que ambos son temas muy controvertidos en la política.

El Instituto para la Investigación Social y de Políticas de la Universidad de Kansas patrocinó el jueves la Conferencia de Políticas Económicas del estado, la cual se lleva a cabo una vez al año, reportó el periódico Lawrence Journal-World.

La dependencia de los trabajadores inmigrantes y del comercio exterior es especialmente cierta en el oeste rural de Kansas, donde la industria de empacado de carne necesita la mano de obra extranjera y en general toda la industria agrícola requiere del acceso a los mercados de otros países, dijo Alexandre Skiba, ex profesor de economía en la universidad que ahora da clases en la Universidad de Wyoming.

“Los inmigrantes en las áreas rurales reemplazan la pérdida de mano de obra debida al declive de la población nacida en el lugar”, afirmó mientras hablaba del traslado de la población en general desde las áreas rurales a las urbanas.

En la actualidad, el gobierno de Donald Trump está renegociando el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), trata de asegurar los fondos para la construcción de un muro fronterizo en la frontera con México y ha tomado medidas enérgicas para reducir el número de refugiados que ingresan a Estados Unidos desde otros países.

“Creo que tenemos una sobreabundancia de nacionalismo”, dijo Allie Devine, una abogada y ex secretaria de Agricultura de Kansas bajo el gobernador republicano Bill Graves en la década de 1990.

Laurie Minard, vicepresidenta de recursos humanos en Garmin International, con sede en la ciudad de Olathe, dijo que el actual ambiente político en Estados Unidos resulta duro para su negocio, que depende del acceso a una fuerza laboral internacional.

“Estamos haciendo toda la investigación y desarrollo en Olathe”, afirmó Minard. “De nuevo, simplemente no podemos hallar suficientes ingenieros. Somos una compañía global. Tenemos oficinas en 30 países. Elaboramos productos en otros idiomas. Es realmente parte de nuestro ADN. Verdaderamente buscamos encontrar gente y esa diversificación para ayudarnos a innovar y elaborar los mejores productos disponibles”.