BOGOTÁ (AP) — Seis personas que habían sido secuestradas por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) fueron liberadas este miércoles en la zona selvática de Colombia.

Un militar, tres policías y dos civiles fueron capturados hace más de un mes en una zona del Chocó, al noroeste del país.

El comité internacional de la Cruz Roja colombiana confirmó a The Associated Press que estas personas ya están en libertad y fueron entregadas a una comisión humanitaria de la defensoría del pueblo y de la iglesia colombiana. Más tarde se informó que los uniformados serían trasladados a Bogotá para hacerles chequeos médicos de rigor.

Los detenidos se desplazaban en un bote sobre el río Arquía cuando fueron retenidos por un grupo de hombres armados del ELN.

El comandante Uriel, de ese grupo rebelde y que tenía en su poder a los secuestrados, dijo en comunicado minutos después de la liberación. “Pese a la dificultades y sancadillas que puso el gobierno nacional en negarse a pactar protocolos que facilitaran la liberación de los seis retenidos en el Chocó, se acaba de realizar con éxito la entrega a una delegación que se convocó por parte del ELN donde participaron organizaciones humanitarias. En este momento están retornando al seno de sus familias. El ELN cumple su palabra como lo había prometido”.

Horas después, el presidente Iván Duque dijo en un acto público: “yo espero también que se le pueda dar una respuesta clara al grupo armado organizado ELN. Yo celebro que haya personas que estén retornando hoy a sus hogares después de haber padecido la tragedia oprobiosa del secuestro y ratifico hoy ante los jueces de este país que si hay genuina voluntad de paz, ahí estará el gobierno”. Sin embargo, aseguró, “el principio de una genuina voluntad de paz empieza con la liberación de todos los secuestrados”.

El mandatario pidió que la guerrilla informe de las condiciones en las que se encuentran quienes siguen secuestrados y pidió que se anticipe cuándo serán puestos en libertad. Asimismo, enfatizó que el camino a la paz también depende de la suspensión de las actividades criminales del grupo.

La semana pasada este grupo guerrillero liberó a tres uniformados que había secuestrado en la zona de Arauca.

Desde finales de julio el ELN ha realizado varios atentados, especialmente contra militares y policías. Además ha atacado la infraestructura petrolera en diferentes partes del país.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político antiimperialista inspirado en la revolución cubana y tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes, según cifras oficiales.