CHICAGO (AP) — Los propietarios de iPhones de varios estados demandaron a Apple por no revelar antes que sus actualizaciones de software deliberadamente reducen la velocidad de los teléfonos más viejos a fin de que las baterías duren más, e indicaron que el silencio de la compañía los hizo pensar que su única opción era comprar iPhones nuevos y más caros.

Los abogados entablaron una demanda colectiva el jueves en una corte federal de Chicago a nombre de cinco dueños de iPhones de Illinois, Ohio, Indiana y Carolina del Norte. Dicen que no habrían comprado nuevos modelos del popular dispositivo si Apple hubiera dicho que sus teléfonos viejos serían más rápidos simplemente remplazando las baterías.

En la demanda se argumenta que la compañía violó las leyes sobre fraude al consumidor.

Una demanda similar fue incoada el jueves en Los Ángeles. Los dos documentos judiciales fueron interpuestos un día después de que Apple confirmó lo que los analistas tecnológicos ya habían observado: la compañía distribuyó software para hacer que algunos teléfonos tuvieran un desempeño más lento. Apple dijo que el objetivo era hacer frente al deterioro en las baterías de iones de litio, que de otra forma podrían agotarse repentinamente.

“Nuestra meta es proporcionar la mejor experiencia para los clientes, lo cual incluye el desempeño general y prolongar la vida de sus dispositivos”, afirmó Apple en un comunicado. Indicó que lanzó una corrección para el iPhone 6, el iPhone 6s y el iPhone SE, y posteriormente la extendió al iPhone 7.

La compañía no devolvió el viernes un mensaje en el que se le piden comentarios.

La demanda de Chicago insinúa que el móvil de Apple podría haber sido siniestro, aunque en el documento no ofrece evidencia.

“La decisión de Apple de reducir la velocidad de estos dispositivos... a propósito, fue tomada para inducir fraudulentamente a los consumidores a que compraran” el iPhone de modelo más reciente.

___

El periodista de la AP Michael Liedtke en San Francisco contribuyó con este despacho.