BUENOS AIRES (AP) — Envalentonado con el triunfo en las elecciones legislativas de hace diez días, el gobierno de Mauricio Macri dio el primer paso hacia una serie de reformas pro-mercado en Argentina al anunciar el martes el envío al Congreso de un nuevo esquema impositivo, que entre otros puntos incluye gravar la renta financiera.

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, presentó la iniciativa en rueda de prensa, y adelantó que el impacto fiscal tendría un costo de 1,5 del PIB al cabo del quinto año.

Entre otros puntos relevantes, el proyecto contempla una tasa —llamada alícuota— sobre la mayor parte de la renta financiera actualmente exenta (plazos fijos, títulos públicos, etc.). Sería del 15% para rendimientos en moneda extranjera y del 5% para las operaciones en pesos. Se prevé fijar un monto debajo del cual no se aplicaría el impuesto para no perjudicar a los pequeños ahorristas.

También contempla una reducción al gravamen de la renta corporativa, actualmente en 35%, por ser considerado inconveniente para atraer inversiones. Según Dujovne, la idea es reducirlo progresivamente hasta alcanzar 25%.

Por otra parte, se elevaría la carga impositiva para bebidas alcohólicas y el vino, bebida nacional que estaba exenta, y se gravaría 17%. A tono con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también aumentarían los impuestos sobre bebidas azucaradas.

Asimismo, se eliminaría el impuesto a la transferencia de inmuebles para primera vivienda y a la compra de teléfonos móviles, televisores, autos y motocicletas de gama media.

El anuncio se concreta luego del amplio respaldo que recibió el gobierno en las elecciones legislativas del pasado 22 de octubre. El oficialismo aumentó su presencia en ambas cámaras, aunque no tendrá el control de las mismas.

La reforma anunciada este martes será sometida a discusión de gobernadores y líderes de distintas fuerzas parlamentarias con la idea de consensuar un proyecto que será enviado en dos semanas al Congreso, explicó Dujovne.

“Tenemos fuertes expectativas de que muchas fuerzas políticas están dispuestas a acompañar este cambio”, concluyó.