MINNEAPOLIS (AP) — Shohei Ohtani fue colocado el viernes en la lista de lesionados por los Angelinos de Los Ángeles con un esguince en el ligamento del codo de su brazo de lanzar, una lesión inquietante que será reevaluada en tres semanas y que trajo la notable temporada de novato de la sensación japonesa al menos a un alto temporal.

Los Angelinos informaron que el ligamento colateral cubital derecho de Ohtani tiene un esguince de segundo grado, el cual típicamente indica algún grado de daño pero no una rotura completa. Su lesión no siempre necesita cirugía, mientras que los esguinces de tercer grado usualmente son reparados con el procedimiento de reemplazo de ligamento conocido como Tommy John, cuya recuperación toma un año o más.

Por todos los beneficios que los Angelinos han cosechado con sus nueve turno en el montículo y 30 aperturas como bateador designado, la próxima hazaña para Ohtani será evitar la cirugía Tommy John.

“Esperamos que pueda”, dijo el gerente general, Billy Eppler, “que esto es completamente tratable con la prescripción biológica que recomendaron los médicos”.

Ohtani, quien cumplirá 24 años el próximo mes, se sometió a inyecciones de plasma rico en plaquetas y células madre en Los Ángeles. Eppler, al hablar en una conferencia de prensa telefónica con los periodistas antes de que los Angelinos iniciaran una serie de tres juegos en Minnesota, dijo que Ohtani no lanzaría de nuevo hasta su chequeo en tres semanas.

“Simplemente tomaré todos los días como vengan y lo pondré en este curso de recuperación y fortalecimiento durante las próximas tres semanas y luego lidiaré con lo que tenemos que enfrentar dentro de tres semanas”, dijo Eppler.

El manager Mike Scioscia expresó una reacción mesurada similar, sentado en el dugout del Target Field antes que su equipo repentinamente plagado de lesiones enfrentara a los Mellizos.

“El calendario no se detiene, y no puedes tomar un tiempo fuera”, indicó Scioscia, quien añadió: “Tenemos que absorberlo y seguir”.

Ohtani tiene marca de 4-1 con una efectividad de 3.10 en su temporada de debut en el béisbol estadounidense. Tiene 61 ponches en 49 innings y un tercio. También batea para .289 con seis jonrones y 20 impulsadas.