A BORDO DEL AVIÓN PAPAL (AP) — El papa Francisco defendió el lunes su decisión de oficiar una boda en pleno vuelo sobre Chile, diciendo que los dos asistentes de vuelo estaban preparados para el sacramento y que negarse al pedido pudiera haber significado que no lo harían nunca.

Francisco les dijo a reporteros que él había hablado con el novio y la novia antes de las nupcias del jueves y les había preguntado sobre la vida familiar, sus creencias sobre la dedicación y las enseñanzas católicas. Dijo que ellos habían completado el curso de preparación de la iglesia, se habían confesado y estaban en lo que la iglesia considera “una situación regular” que les permitía casarse.

"Yo decidí que estaban preparados. Ellos sabían lo que estaban haciendo”, les dijo Francisco a los reporteros y añadió: “Los sacramentos son para las personas. Todas las condiciones estaban claras. Así que ¿por qué no hacer lo que puedes hacer hoy en lugar de aplazarlo para mañana, cuando mañana pudiera convertirse en dentro de 10 o 20 años?”.

Francisco ocupó titulares _y fue criticado por comentaristas conservadores_ cuando ofició la boda de los tripulantes de la aerolínea LATAM Paula Podest y Carlos Ciuffardi el 18 de enero en vuelo de Santiago de Chile a la norteña ciudad chilena de Iquique. La pareja se había casado en una ceremonia civil en el 2010, pero sus planes de una boda religiosa fueron frustrados cuando un terremoto sacudió Chile el 27 de febrero del 2010 y dañó su iglesia.

Francisco se ofreció a casarlos en pleno vuelo a bordo del Airbus 321 de la aerolínea LATAM. Ellos estuvieron de acuerdo y el jefe ejecutivo de la aerolínea sirvió como testigo.

“Me dijo que era histórico”, afirmó Ciuffardi a los periodistas en el avión, poco antes de besar a su flamante esposa. “Nunca antes el papa había casado a alguien a bordo de un avión”.

Ciuffardi dijo que el papa les dijo: "Este es el sacramento que falta en el mundo, el sacramento del matrimonio. Que esto motive a otros a obtener el sacramento del matrimonio. Lo haré por este motivo".

Podest y Ciuffardi, que tienen dos hijos _Rafaela de 6 años e Isabela de 3_ dijeron que planean tomar una mini luna de miel y regresar a Santiago el viernes.