AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

EEUU: Critican condiciones de menores migrantes detenidos

Por CEDAR ATTANASIO, GARANCE BURKE y MARTHA MENDOZAJune 22, 2019
Esta imagen del 20 de junio de 2019 tomada de un video muestra la entrada de una estación de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas. (AP Foto/Cedar Attanasio)
Esta imagen del 20 de junio de 2019 tomada de un video muestra la entrada de una estación de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas. (AP Foto/Cedar Attanasio)

CLINT, Texas, EE.UU. (AP) — Varios legisladores exigieron el viernes cambios inmediatos ante informes esta semana de que más de 250 bebés, niños y adolescentes detenidos en una estación sin ventanas de la Patrulla Fronteriza carecen de alimentación, agua e higiene adecuadas.

Esta escena se repite en otras instalaciones de inmigración rebasadas por la enorme cantidad de menores migrantes y las dificultades para darles acomodo.

“Ni siquiera sabíamos que existía esta instalación antes de venir aquí”, dijo el profesor de derecho Warren Binford, miembro del equipo que entrevistó esta semana a docenas de menores detenidos en la localidad de Clint, a una media hora en automóvil desde El Paso. Quince menores tenían gripe y 10 más estaban en cuarentena.

En otra estación de la Patrulla Fronteriza en McAllen, Texas, la abogada Toby Gialluca dijo que todos los menores con los que había conversado hasta la semana pasada estaban muy enfermos con fiebre elevada, tos y ropa sucia con costras de moco y mugre tras su larga travesía en dirección al norte.

“Todos están enfermos. Todos. Están utilizando sus ropas para limpiar el moco y el vómito a los niños. La mayoría de los niños chiquitos no están completamente vestidos”, agregó.

Gialluca señaló que migrantes adolescentes en McAllen le dijeron que les han ofrecido emparedados congelados de jamón y comida descompuesta.

En ambas instalaciones de detención, los menores dijeron a los abogados que los guardias les pidieron a niñas incluso de 8 años cuidar a los bebés y a los niños que empiezan a caminar.

Autoridades estatales y federales elegidas exigieron el viernes que se modifiquen las condiciones en Clint, McAllen y otras estaciones de la Patrulla Fronteriza. Una lluvia de señalamientos furiosos no se hizo esperar.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, arremetió contra el Congreso al describirlo como “un grupo de réprobos” por no proveer un financiamiento adecuado para la seguridad fronteriza.

“Por cada menor que no esté recibiendo atención adecuada en la frontera, el Congreso es cómplice de cualquier daño que sufran”, apuntó.

El senador Jeff Merkley solicitó al Departamento de Seguridad Nacional que presente un plan correctivo “que ponga fin inmediato a estos abusos”. En un tuit, le dio de plazo hasta el 12 de julio y afirmó: “Los menores están siendo retenidos en condiciones deplorables e inaceptables. Se deja a los menores detenidos que se cuiden unos a otros, incluido un caso de un niño de dos años que estaba sin pañales. @DHSgov (Seguridad Nacional) necesita decirnos cuál es su plan para corregir esto, ahora”.

El representante republicano Will Hurd, cuyo distrito abarca Clint, dijo que las condiciones trágicas “demuestran una vez más la necesidad inmediata de reformar las leyes de asilo y proveer la financiación suplementaria a fin de enfrentar la crisis humanitaria en nuestra frontera”.

La representante demócrata Veronica Escobar dijo que ha solicitado al comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza “un informe completo” de la situación.

Y la senadora demócrata Kirsten Gillibrand responsabilizó al gobierno del presidente Donald Trump de la mala gestión del sistema de inmigración del país.

“Este es un momento oscuro para nuestro país, y la historia no será amable con los perpetradores de esta crueldad”, declaró Gillibrand. “Todos los estadounidenses deberían estar alarmados y exigir un fin a esto de inmediato”.

Las estaciones de la Patrulla Fronteriza están diseñadas para retener a las personas menos de tres días, pero algunos menores han permanecido semanas en Clint y McAllen. Por ley, los migrantes menores de 18 años deberían ser transferidos a la Oficina de Reubicación de Refugiados en un plazo de 72 horas.

Sin embargo, las autoridades federales aseguran que ya se encuentran al límite, debido en parte a que en el último año los menores migrantes han permanecido en custodia federal más tiempo que antes, lo que ha resultado en una escasez de camas en instalaciones diseñadas para detenciones más largas.

Los abogados inspeccionaron las instalaciones de la Patrulla Fronteriza en conformidad con el acuerdo Flores, un convenio jurídico de la era del presidente Bill Clinton que rige las condiciones de detención para menores y familias migrantes.

En un comunicado difundido el viernes por correo electrónico, Aduanas y Protección Fronteriza dijo que la agencia aprovecha sus limitados recursos para brindar “el mejor cuidado posible a quienes están en nuestra custodia, en especial los niños”.

En el comunicado señala que “nuestras instalaciones de detención de corto plazo no fueron diseñadas para mantener a poblaciones vulnerables y necesitamos con urgencia financiación humanitaria adicional para enfrentar esta crisis”.

Además, la agencia dijo que todas las acusaciones sobre abusos de derechos civiles o maltrato son consideradas con seriedad e investigadas.

A principios de la semana, el comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza, John Sanders, solicitó al Congreso que apruebe un paquete de financiación de emergencia por 4.600 millones de dólares que incluya casi 3.000 millones de dólares para atender a menores migrantes no acompañados.

Sanders dijo que las estaciones de Aduanas y Protección Fronteriza tienen detenidas a unas 15.000 personas, más de tres veces su capacidad máxima de 4.000.

___

Burke reportó desde San Francisco y Mendoza desde Santa Cruz, California.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.