TESALÓNICA, Grecia (AP) — Cuatro personas murieron en Grecia después de que el coche de un contrabandista, en el que viajaban ocho migrantes, cayera a un barranco de 27 metros (90 pies), según las autoridades.

Los otros cuatro migrantes y el conductor paquistaní del sobrecargado vehículo resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, en el accidente del martes por la noche en Kavala, al este de Tesalónica.

El director del hospital de Kavala Anastassios Karassavoglou dijo a The Associated Press que un hombre estaba en cuidados intensivos con varios huesos fracturados, mientras que los otros cuatro estaban en relativamente buenas condiciones.

La policía dijo que el accidente ocurrió después de que el chofer ignoró la orden de alto que le dio la policía en una carretera, viró a una pista pequeña y perdió control del vehículo. Uno de los que iba en la cajuela murió.

No se supo de inmediato las nacionalidades ni nombres de los inmigrantes.

El chofer, de 35 años, enfrenta varios cargos de homicidio involuntario y tráfico humano.

Los inmigrantes habían cruzado ilegalmente la frontera con Turquía y eran llevados hacia el oeste.

En un incidente parecido el martes en la misma área, la policía arrestó a un paquistaní de 19 años que presuntamente llevaba a siete personas en su auto desde el área de la frontera turca hacia Tesalónica.

Pese a una serie de cierres en las fronteras de los países balcánicos y un acuerdo firmado en el 2016 entre la Unión Europea y Turquía, para restringir el flujo ilegal de migrantes que llega al corazón de Europa a través de Grecia, miles de migrantes siguen cruzando de Turquía a las islas griegas en botes de contrabando.