LA HABANA (AP) — El presidente Raúl Castro condecoró el sábado a tres octogenarios dirigentes cubanos que lo acompañan desde el triunfo de la revolución, un mes y medio antes de una elección de la cual _por primera vez en cinco décadas_ no saldrá un líder perteneciente a la generación histórica al frente de la isla.

Castro impuso el título honorífico de Héroe del Trabajo de la República de Cuba a los vicepresidentes, José Ramón Machado Ventura _también segundo secretario del Partido Comunista_ Ramiro Valdés Menéndez y al comandante revolucionario Guillermo García Frías.

La ceremonia fue transmitida por la televisión estatal desde el Capitolio de La Habana, que durante décadas fue usado como Academia de Ciencias tras haber sido abandonado como sede del legislativo por las autoridades revolucionarias que buscaban tomar distancias del viejo poder político derrocado. En 2012 el Capitolio comenzó a ser reparado de manera integral y posteriormente se informó que la Asamblea Nacional del Poder Popular volvería a sesionar allí.

Hasta la fecha no habían sido realizados actos públicos en las salas del Capitolio.

Machado, de 87 años, Valdés de 85 y García de 90 comenzaron sus carreras políticas junto con los hermanos Fidel y Raúl Castro en la década de 1950 y actualmente siguen en activo junto al mandatario.

Castro destacó la fidelidad y consagración al trabajo de los condecorados.

El gobernante anunció que no aceptará una reelección cuando la Asamblea Nacional se reúna en abril a fin de designar al nuevo jefe de Estado.