KABUL (AP) — El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, llegó el viernes a la capital de Afganistán, Kabul, para una visita sorpresa, dijo el mando de la misión de Washington en el país. El viaje se celebra días después de un atentado suicida que causó 21 muertos y 90 heridos en la ciudad.

Mientras los helicópteros patrullaban el cielo de Kabul, Mattis llegó a la capital acompañado del general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto. Se espera que se reúna con el presidente afgano, Ashraf Ghani, dijo el vocero del mandatario, Mohammad Haroon Chakhansuri, a The Associated Press. Además se verá con comandantes militares afganos, estadounidenses y de la OTAN.

La llegada de Mattis coincide con brutales agresiones contra la minoría chií del país y con una nueva oleada de ataques internos que esta semana se cobraron la vida de un miembro de la misión estadounidense y ocho policías locales.

Durante su estancia en Kabul, se espera que Mattis aborde la escalada de la violencia tanto hacia civiles como hacia personal militar.

Estados Unidos ha respaldado a las fuerzas afganas en una agresiva campaña contra insurgentes del grupo extremista Estado Islámico en la provincia oriental de Nangarhar, aunque la milicia radical ha podido perpetrar regularmente letales ataques en la fortificada capital.

El objetivo de sus ataques suele ser la minoría chií afgana. El grupo radical suní considera que los chiíes son apóstatas.

El miércoles, un suicida se inmoló en un centro de lucha libre matando a 21 personas e hiriendo a 90 más. Dos reporteros fallecieron en un segundo ataque que coincidió con la llegada de equipos de emergencias y periodistas al lugar.

La filial afgana de EI emitió el viernes un comunicado atribuyéndose la autoría del incidente. Además distribuyó la imagen de un joven enmascarado identificado como el suicida Saber al-Khorasani.

La visita de Mattis se produce en un momento en el que Washington parece estar intensificando sus esfuerzos para negociar el final de la larga guerra afgana, que es también el compromiso militar más duradero de Estados Unidos.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció esta semana el nombramiento de Zalmay Khalilzad como nuevo responsable estadounidense para la reconciliación en la nación asiática. Khalilzad, una figura polémica en la región, es un exenviado a Afganistán.

____

Gannon informó desde Islamabad, Pakistán. Los periodistas de The Associated Press Munir Ahmed en Islamabad y Maamoun Youssef en El Cairo contribuyeron a este despacho.