TANGERANG, Indonesia (AP) — La policía indonesia interrogaba el viernes al propietario de una fábrica de pirotecnia que sufrió una explosión y un devorador incendio en el que murieron al menos 47 personas. La policía dijo haber localizado a tres de los 10 trabajadores que estaban desaparecidos.

Los investigadores trataban de determinar la causa del fuego del jueves en la planta en Tangerang, cerca de la capital indonesia, Yakarta. Los expertos declinaron especular hasta completar las pesquisas.

Las leyes de seguridad se aplican de forma irregular o incluso se ignoran por completo en Indonesia, un archipiélago pobre y disperso en el que los derechos laborales a menudo se dejan en segundo plano tras el crecimiento económico y del empleo. La mayoría de los 103 trabajadores de la fábrica eran mujeres jóvenes que ganaban unos tres dólares al día.

“Estamos interrogando de forma intensiva a testigos, incluidos el propietario y el gerente de la fábrica”, explicó el jefe de la policía de Tangerang, Harry Kurniawan.

Mientras los investigadores intentaban determinar qué había ocurrido, familiares angustiados acudieron a la morgue del hospital de la policía, en el este de Yakarta, para identificar a sus seres queridos.

Los cuerpos se encontraron apilados en la parte trasera de la fábrica y estaban calcinados e irreconocibles, según la policía.

“Solo pueden identificarse a través de ADN y datos dentales”, indicó Umar Shahab, que dirige la división médica y de salud de la policía de Yakarta.

___

Los periodistas de AP Niniek Karmini y Ali Kotarumalos en Yakarta, Indonesia, contribuyeron a este despacho.