NUEVA YORK (AP) — Robert Guillaume, quien salió de los bajos barrios de St. Louis y llegó a ser un astro del teatro musical y la televisión, galardonado con premios Emmy por su trabajo en las series de comedia "Soap" y "Benson", falleció. Tenía 89 años.

Guillaume murió el martes en su casa en Los Ángeles, según su esposa, Donna Brown Guillaume. Había estado batallando con un cáncer de próstata, dijo a The Associated Press.

Uno de sus grandes logros fue interpretar a Nathan Detroit en la primera producción de "Guys and Dolls" con un elenco completamente negro, lo cual le mereció una nominación al Tony en 1977. También fue el primer actor afroestadounidense en protagonizar "El fantasma de la ópera", junto a un elenco de actores blancos en Los Ángeles.

Mientras trabajaba en "Guys and Dolls” fue invitado a audicionar para el papel de Benson, el ácido mayordomo de la mansión de un gobernador en "Soap", una serie de comedia que parodiaba las telenovelas. El personaje fue tan popular que ABC lanzó la serie derivada "Benson", que se transmitió de 1979 a 1986 e hizo a Guillaume rico y famoso.

Su carrera casi termina en 1999 en los estudios de Walt Disney. Estaba trabajando en la serie de TV "Sports Night", en el papel del productor ejecutivo de un programa deportivo, cuando colapsó repentinamente en su camerino.

"Caí al piso y no me pude levantar", dijo en una entrevista en el 2001. "No sabía por qué, no sabía que era porque mi lado Izquierdo estaba más débil que el otro".

El actor, entonces de 71 años, fue trasladado al cercano Hospital St. Joseph, donde fue tratado por un accidente cerebrovascular _ uno menor, por fortuna, que relativamente le ocasionó pocos daños y no afectó casi su habla.

Tras seis semanas en el hospital se sometió a terapia y regresó a "Sports Talk" para una segunda temporada, en la que su personaje se recuperaba de un derrame cerebral. Debido a los bajos índices de audiencia, fue la última del elogiado programa.

Guillaume retomó su carrera y viajó como vocero de la American Stroke Association. También hizo apariciones para la Asociación Americana del Corazón.

"Soy un bastardo, un católico, el hijo de una prostituta, y un producto de los barrios más pobres de St. Louis". Así comienza "Guillaume: A Life", su autobiografía de 2002, en la que expuso los problemas de su vida.

Nació sin padre el 30 de noviembre de 1927 en St. Louis, uno de cuatro hijos. Su madre lo llamó Robert Peter Williams, pero cuando se convirtió en artista adoptó como apellido Guillaume, una versión francesa de Williams, creyendo que eso le daría distinción.

Pasó sus primeros años en un apartamento oscuro sin agua ni electricidad, con una letrina externa que compartían una docena de personas. Su madre alcohólica lo odiaba por su color de piel y su abuela lo rescató, le enseñó a leer y lo inscribió en una escuela católica.

Al buscar infructuosamente el amor de su madre y ser despreciado por monjas y estudiantes debido a su piel oscura, se convirtió en un chico rebelde y esto lo acompañó hasta la adultez. Fue expulsado de la escuela y luego del ejército, aunque le otorgaron un licenciamiento honroso. Tuvo una hija con una mujer y las abandonó. Lo mismo le hizo a su primera esposa y sus dos hijos y a otra mujer y una hija.

Trabajó en una tienda por departamentos, la oficina del correo y como el primer maquinista negro de un tranvía en St. Louis. En busca de algo mejor se inscribió en la Universidad de St. Louis, donde se destacó en las clases de filosofía y Shakespeare, y entonces en la Universidad de Washington (St. Louis), donde una profesora de música entrenó su maravillosa voz de tenor.

Tras servir como aprendiz en teatros en Aspen, Colorado, y Cleveland, el recién nombrado Guillaume salió de gira con los espectáculos de Broadway "Finian's Rainbow", ''Golden Boy", ''Porgy and Bess" y "Purlie", y comenzó a aparecer en series de comedia como "The Jeffersons" y "Sanford and Son". Entonces vinieron "Soap" y "Benson". Su época de gran éxito fue enturbiada por la tragedia cuando su hijo de 33 años, Jacques, murió de sida.

Guillaume tuvo su primera relación estable cuando se casó con la productora de TV Donna Brown a mediados de los 80 y ambos tuvieron una hija, Rachel. Finalmente logró desprenderse de la amargura que había sentido a lo largo de su vida.

"Aplacar la amargura requiere de más que un esfuerzo humano", escribió al final de su autobiografía. "El alivio viene de una fuente que no podemos ver, solo sentir. Estoy satisfecho de llamar a esa fuente amor".

___

Con información escrita por el difunto reportero de la AP Bob Thomas.