NACIONES UNIDAS (AP) — El secretario general de la ONU invitará a los principales líderes del mundo a la sede de Naciones Unidas en Nueva York para que el 22 de abril —Día de la Tierra— firmen el histórico acuerdo alcanzado en París para combatir el cambio climático.

Ban Ki-moon dijo a los periodistas el lunes que quiere que los líderes de los casi 200 países que aprobaron el acuerdo el sábado acudan a la sede de la ONU "porque este será el primer acuerdo universal contra el cambio climático".

Agregó que Naciones Unidas también está organizando una "cumbre para la acción" el 5 y 6 de mayo para que gobiernos, empresas y sociedad civil busquen maneras de poner en práctica el acuerdo.

Ban ha hecho del cambio climático una prioridad desde el día que tomó el cargo hace casi nueve años. Intentó conseguir apoyo para un acuerdo con todos los líderes que se reunió, advirtiendo que el calentamiento global amenazaba al planeta. Pasó gran parte de las últimas dos semanas en París y fue elocuente cuando se dirigió a la prensa a su regreso a Nueva York.

Los países del mundo han tomado "una decisión histórica" al decidir trabajar juntos para afrontar "el desafío definitivo de nuestra era", dijo Ban.

Dijo que el acuerdo es la acción más importante en años para sostener el mandato de la Carta de Naciones Unidas de "salvar a las próximas generaciones".

El acuerdo es el primero que pide a todas las naciones unirse en el combate contra el calentamiento global y representa un gran cambio en las acciones de Naciones Unidas que previamente requerían que únicamente los países ricos redujeran sus emisiones de gas tipo invernadero. Su objetivo es el de evitar que las temperaturas del planeta se eleven otro grado Celsius (1,8 Fahrenheit) antes de 2100, una petición clave a favor de los países pobres que enfrentan la amenaza del incremento en el nivel del mar y otros efectos del cambio climático.

"El Acuerdo de París envía una clara señal de que la transformación de la economía mundial a un crecimiento con bajo nivel de emisiones y amigable con el clima es inevitable, beneficioso y en marcha", dijo Ban. "Salvará vidas, mejorará el bienestar humano y promoverá sociedades más pacíficas y estables".

Janos Pasztor, el secretario general asistente sobre cambio climático, dijo que los planes inscritos por 188 países para encarar el cambio climático representa una "base sólida" para acciones futuras y recalcó que todos los países están obligados a presentar planes actualizados cada cinco años, que "no deben ser menos ambiciosos".

Luego de que los países firmen el acuerdo, al menos 55 naciones que representan por lo menos el 55% de las emisiones globales deben ratificarlo antes de que entre en vigor. Pasztor dijo que la meta es que el acuerdo inicie su vigencia en 2020.