PONTE VEDRA BEACH, Florida, EE.UU. (AP) — Webb Simpson estuvo a punto de triturar el récord del campo TPC Sawgrass, pero envió una pelota al agua durante su recorrido al hoyo 17, lo que no impidió que terminara la ronda del viernes como líder solitario y con una delantera de cinco golpes.

El golpe infortunado de Simpson con el wedge en su camino al green del 17, ubicado en un islote, lo dejó en una tarjeta de 63 golpes, nueve debajo del par. Aun así igualó el récord del campo.

“No fue un error”, recalcó Simpson. “Simplemente elegí el palo equivocado”.

Siete golfistas han logrado aquí marcadores de 63 en la historia. Los últimos cinco lo han conseguido desde 2013.

Simpson se ubicó en un acumulado de 129, 15 debajo del par, con lo que empató el récord del certamen tras 36 hoyos, impuesto hace un par de años por Jason Day.

Tres jugadores están empatados en el segundo puesto: Charl Schwartzel (66), Patrick Cantlay (68) y Danny Lee (66).

El venezolano Jhonattan Vegas, quien cerró la primera ronda a sólo un golpe de la cima, se derrumbó en la segunda, con una tarjeta de 72 impactos que lo dejó en un total de 139, a 10 de Simpson. Uno atrás se colocó el argentino Emiliano Grillo, con un marcador de 71 y un acumulado de 140.

Tiger Woods obtuvo el número máximo de golpes que permitió pasar el corte. Su ronda fue de 71, mejorando en uno la anterior, para quedar en 143, lo mismo que Justin Thomas.

Rory McIlroy no fue tan afortunado. Envió su pelota al agua en el 17 para incurrir en el doble bogey que lo marginó de la actividad del fin de semana.