AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Unos Pelicans agradecidos dan bienvenida a Zion Williamson

Por BRETT MARTELJune 22, 2019
La primera selección del draft de los Pelicans de Nueva Orleáns, Zion Williamson, segundo desde la deracha, posa con, de izquierda a derecha, el vicepresidente de operaciones de básquetbol de los Pelicans, David Griffin, el entrenador Alvin Gentry, y la dueña del equipo, Gayle Benson, en su conferencia de prensa de presentación en las instalaciones de entrenamiento del equipo en Metairie, Lusiana, el viernes 21 de junio de 2019. (AP Foto/Gerald Herbert)
La primera selección del draft de los Pelicans de Nueva Orleáns, Zion Williamson, segundo desde la deracha, posa con, de izquierda a derecha, el vicepresidente de operaciones de básquetbol de los Pelicans, David Griffin, el entrenador Alvin Gentry, y la dueña del equipo, Gayle Benson, en su conferencia de prensa de presentación en las instalaciones de entrenamiento del equipo en Metairie, Lusiana, el viernes 21 de junio de 2019. (AP Foto/Gerald Herbert)

METAIRIE, Luisiana, EE-UU. (AP) — Zion Williamson y su familia se encontraron el viernes con el aplauso y el tradicional jazz de Nueva Orleáns mientras caminaban para ingresar a la sede de los Pelicans.

El gimnasio de entrenamiento estaba atestado de empleados y ejecutivos del equipo ansiosos por darle la bienvenida al jugador que ha infundido en la franquicia un augurio mucho mayor del que parecía tener cuando Anthony Davis, seis veces seleccionado al Juego de Estrellas, solicitó un canje hace cinco meses.

Williamson, quien estuvo en Nueva York una noche antes cuando los Pelicans lo hicieron la primera selección global del draft de la NBA, sonrió y lució relajado en su traje azul y zapatillas blancas de diseñador. Cuando la música paró y fue momento para Williamson de dirigirse a los presentes, habló con facilidad y mantuvo sus comentarios breves y simples. Prometió el máximo esfuerzo y flexibilidad, pero no llegó a pronosticar el tipo de grandeza para sí mismo que muchos otros han predicho.

“Veo las cosas desde un punto de vista más realista”, comenzó Williamson durante su presentación formal en su primer hogar profesional el viernes por la noche. Consideró “un poco exagerados” los elogios que han sido vertidos sobre él y recordó a todos que aún está a dos semanas de su 19no cumpleaños.

“No he jugado un partido (de NBA) todavía, por lo tanto lo veo sólo así”, dijo Williamson. “Simplemente estoy tratando de contribuir al equipo”.

El ala-pívot de 2de 2,01 metros (seis pies y siete pulgadas) de estatura y 129 kilos (285 libras) de peso probablemente hará mucho más que eso, dada la fuerza de la naturaleza que fue en su única temporada en la Universidad Duke. Promedió 22,6 puntos para los Blue Devils y fue elegido al Equipo Defensivo de la Conferencia de la Costa Atlántico (ACC, por sus siglas en inglés). También promedió 8,9 rebotes, 2,12 robos y 1,8 tiros bloqueados.

El nuevo vicepresidente ejecutivo de operaciones deportivas de los Pelicans, David Griffin, ha tratado de moderar las expectativas al afirmar que Williamson “no es el salvador” de la franquicia de mercado pequeño que ganó dos series de playoffs desde se reubicó de Charlotte en 2002. Griffin también has dicho repetidamente que el base veterano Jrue Holiday es el líder incuestionable del equipo, lo cual no parece molestar del todo a Williamson.

El novato visitó Nueva Orleáns para un día de reuniones antes del draft y tuvo una cena en el restaurante Commanders Palace del renovado Uptown.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.