ANKARA, Turquía (AP) — La policía turca detuvo a 101 supuestos milicianos del grupo extremista Estado Islámico en una operación en la capital, Ankara, según dijo el jueves la agencia estatal de noticias.

Las autoridades tenían órdenes de detención para otros 144 sospechosos, indicó la agencia Anadolu.

Unos 1.500 agentes de las divisiones antiterrorista y de inteligencia participaron en las redadas de madrugada en unos 250 inmuebles de Ankara, señaló la agencia.

Algunos de los sospechosos formaban parte de un grupo local que supuestamente “patrocinaba” al grupo EI, dijo Anadolu sin dar más detalles.

La policía detuvo el mes pasado a docenas de supuestos miembros del grupo EI por sospechas de que planeaban un ataque durante un feriado nacional.

Turquía ha sufrido una serie de sangrientos ataques culpados a los milicianos del grupo EI, incluido un ataque a un club de Estambul en Nochevieja en el que murieron 39 personas.