FAIRFAX, Virginia, EE.UU. (AP) — Sobrevivientes de la masacre en una secundaria en Florida se sumaron el sábado a centenares de personas que exigen mayores controles sobre las armas durante una protesta frente a la Asociación Nacional del Rifle.

Parientes de los fallecidos en febrero en la secundaria Marjory Stoneman Douglas en la ciudad de Parkland pronunciaron mensajes ante la multitud reunida en Fairfax durante la llamada “Marcha Nacional contra la NRA”, las siglas en inglés de esta asociación que defiende el derecho a poseer y portar armas.

La policía mantuvo separados a los manifestantes y a los que se oponían a la protesta, algunos de los cuales estaban armados.

Los organizadores de la marcha solicitaron al Servicio Interno de Impuestos que revoque la exención fiscal a la NRA e impida el acceso a la descarga de planos de armas para fabricarlas en impresoras de tercera dimensión.