KAZÁN, Rusia (AP) — El entrenador de Portugal, Fernando Santos, le dio un espaldarazo el sábado a su estrella Cristiano Ronaldo, quien está involucrado en un escándalo por evasión fiscal en España.

Cristiano ha sido el centro de atención en la Copa Confederaciones, y no necesariamente por su extraordinaria temporada con Real Madrid. El martes, la fiscalía provincial de Madrid lo acusó de evasión fiscal de unos 14,7 millones de euros (16,5 millones de dólares), y el viernes medios de comunicación en España y Portugal afirmaron que el jugador está molesto por las acusaciones y consideraría irse de Real Madrid.

"Hay que ser cauteloso con este tipo de cuestiones porque no se sabe quién dice qué", dijo Santos en una rueda de prensa en la víspera de su debut ante México en la Confederaciones. "Yo escucho cosas que se dicen en los medios, en la selección no he escuchado nunca y por eso hago oídos sordos a estas cosas".

Desde su arribo a Kazán, Cristiano se ha entrenado tres días con sus compañeros, pero no ha hablado con la prensa.

De acuerdo con la fiscalía, el deportista utilizó una empresa en las Islas Vírgenes como “pantalla para ocultar a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria la totalidad de los ingresos” que obtuvo por derechos de imagen. El futbolista habría recurrido a otros medios ilícitos para reducir el monto de impuestos que pagó, señala la denuncia.

"Entiendo el interés por Cristiano, pero les puedo decir que he sido su entrenador en Portugal desde que tenía 18 años y he dicho que pongo las manos al fuego por el carácter, talento y actitud del ser humano que es Cristiano", agregó Santos, quien se negó a dar más respuestas sobre los problemas del jugador. "Tanto a nivel personal como y como deportista, pongo las manos en el fuego porque es una persona realmente fantástica".