AP NEWS
Related topics

Lucy Flores: La inquebrantable hispana que denunció a Biden

April 2, 2019
Lucy Flores posa para una foto frente a un afiche de su campaña por una banca en la Cámara de Representantes el 3 de junio del 2016. Flores acusó a Joe Biden de haberla besado inapropiadamente en la nuca en el 2014. (AP Photo/Michelle Rindels, File)

LAS VEGAS (AP) — Lucy Flores, la dirigente que acusó a Joe Biden de besarla inapropiadamente en la nuca en el 2014, es una mujer con una historia muy dura que se abrió camino en el Partido Demócrata y que viene denunciando desde hace tiempo el sexismo y el acoso en la política.

Flores no terminó la secundaria, se involucró con pandillas de adolescente y estuvo presa antes de recibirse de abogada y servir dos términos en la Asamblea estatal de Nevada. También se postuló sin éxito a vicegobernadora de Nevada y a representante.

Ahora está en el candelero tras haber dicho que el ex vicepresidente la toqueteó inapropiadamente. Su denuncia enfocó nuevamente la atención en el comportamiento cariñoso de Biden hacia los demás y planteó el interrogante de si está a tono con los patrones actuales en la política.

Flores, quien dirige una empresa periodística orientada a los hispanos en Los Ángeles, declaró a la Associated Press que quiso llamar la atención a un comportamiento de Biden que a veces no cae bien pero que tiende a ser considerado algo intrascendente.

Señaló que hay videos y fotos que demuestran el comportamiento de Biden hacia las mujeres y que “el que me crean o no a esta altura es irrelevante”.

Biden, por su parte, dijo en un comunicado que jamás se propasó intencionalmente con una mujer a lo largo de su carrera política.

“Si alguien dice que lo hice, escucharé atentamente”, manifestó. “Hemos llegado a un momento importante en el que las mujeres sienten que pueden y deben relatar sus experiencias, y los hombres deben prestar atención. Y yo lo haré”.

El incidente con Biden no es la primera vez que Flores cuestiona el comportamiento de los políticos.

En el 2017, después de que varias mujeres acusasen al representante demócrata Rubén Kihuen de acoso sexual, Flores dio varias entrevistas en las que afirmó haber presenciado actitudes inapropiadas de Kihuen hacia las mujeres.

Flores, quien fue compañera de Kihuen en la secundaria y rival en las primarias demócratas por una banca en la cámara baja en el 2016, sirvió con él en la legislatura estatal. Kihuen niega haber incurrido en actitudes inapropiadas.

Flores respaldó asimismo denuncias de sexismo de una ex estratega de la campaña presidencial de Bernie Sanders en contra de un ex empleado del senador. Indicó que tuvo contactos leves con el acusado cuando colaboró con Sanders en el 2016. Pero posteriormente trabajó con él en otra empresa y afirmó que experimentó su “comportamiento humillante y sexista”.

Reuben D’Silva, ex candidato demócrata a la cámara baja que vivió en el mismo barrio que Flores y trabajó con ella en la campaña de Sanders, dijo que Flores siempre fue una firme defensora de las mujeres.

“No me sorprende que esté dispuesta a emprenderla contra Joe Biden directamente y a ser centro de atención. Así es ella”, manifestó D’Silva.

Nativa de Glendale, California, Flores cuenta cómo salió adelante superando obstáculos en Las Vegas como una de 13 hermanas cuya madre abandonó a su familia.

Dijo que de adolescente se unió a una pandilla, tuvo un aborto a los 16 años, dejó de estudiar a los 17 y estuvo nueve meses en un centro de detención juvenil tras tratar de escaparle a la policía en un auto robado.

“Siempre fui una chica arrogante que le decía a la policía que conocía mis derechos”, comentó ante un grupo de estudiantes en el 2014. “Me gustaba el derecho y pensé que alguna vez podría ser abogada”.

Cuenta que una supervisora de su libertad condicional la ayudó a enderezar su vida. Cursó estudios en un community college (que ofrece programas de dos años) y luego completó el ciclo básico universitario en la Universidad de Carolina del Sur. Se graduó de abogada en la Universidad de Nevada, de Las Vegas, en el 2010.

Ese año fue elegida a la Asamblea estatal, parte de un grupo de hispanas que accedieron por primera vez a esa cámara legislativa. Sirvió allí dos períodos antes de alejarse para postularse a la vicegobernación.

Dos años después perdió ante Kihuen en unas primarias demócratas entre tres candidatos para una banca en la Cámara de Representantes.

Flores brindó su apoyo a Sanders tempranamente en el 2016 y el senador de Vermont respondió exhortando a sus partidarios a que contribuyan a la campaña de ella. Ese respaldo le generó 600.000 dólares del millón que reunió ella, según observadores políticos de Nevada.

Tras perder la primaria, Flores se incorporó al círculo político de Sanders. Fue elegida directora de la junta de Our Revolution (Nuestra Revolución), una agrupación sin fines de lucro que recaudó dinero para candidatos progresistas afines a Sanders en el 2016. Sirvió en la junta más de un año, pero se desencantó y se fue, según dijo a la AP, molesta porque no se promovía a líderes políticos minoritarios calificados.

En su fallida campaña para la vicegobernación, Flores trató de mejorar sus relaciones con el empresariado estatal. Pero su campaña mostró signos de inestabilidad, de acuerdo con varios observadores políticos. Dos directores de campaña se fueron tempranamente antes de que Flores nombrase a Kristin Hagen, quien estuvo con ella hasta el final.

___

Los reporteros de la Associated Press Tom Beaumont (Des Moines, Iowa) y Stephen Braun (Washington) colaboraron en este despacho.