ASUNCIÓN (AP) — A pocos días de renunciar al cargo para jurar como senador el presidente paraguayo Horacio Cartes admitió que en sus cinco años de gobierno no pudo vencer a la pobreza.

"Mientras existan la pobreza, la ignorancia y la falta de oportunidades no habrá libertad real para todos nuestros compatriotas", dijo en un mensaje televisado difundido la noche del lunes con motivo de la celebración de los 207 años de la independencia de Paraguay.

El analista político Ignacio Martínez explicó que en 2017 la pobreza trepó al 28,9% respecto del 26,6% del año anterior, lo que implica que de los 6,7 millones de habitantes que tiene el país 1,9 millón son pobres. A ello, según la Dirección de Estadísticas y Censo de Hogares, se suma una tasa de desempleo de 8,3%.

Martínez dijo a The Associated Press que Cartes no sólo "no pudo vencer a la pobreza estructural" sino que además heredará una abultada deuda externa. “Cuando asumió el mando en 2013 (la deuda) era de 2.674 millones de dólares pero en enero pasado llegó a 5.592 millones de dólares. Hubo un aumento de 109%".

El jefe de Estado, de 61 años, debe dimitir antes del 30 de junio para jurar como legislador, ya que la constitución no permite que un funcionario tenga dos cargos al mismo tiempo.

Cartes es uno de los individuos más influyentes de Paraguay y es propietario de la tabacalera Tabesa, la mayor contribuyente al fisco, según el diario económico local 5días.

En 2013, poco después de asumir el mando, Cartes reveló a AP que poseía acciones en unas 16 empresas pero que las había transferido a terceras personas antes de asumir el poder. Por ley en Paraguay se mantiene la confidencialidad de los dueños de acciones y bienes patrimoniales.

Cartes presidió el martes un desfile militar a cuyo término no hizo declaraciones.

El presidente electo Mario Abdo Benítez asumirá el poder el 15 de agosto.