AP NEWS
Related topics

Ataque en Cachemira deja 33 soldados indios muertos

February 14, 2019
1 of 2
Esta fotografía muestra el lugar del ataque contra un convoy de soldados de la India en Pampore, Cachemira, el 14 de febrero del 2019. (AP Foto/Dar Yasin)

SRINAGAR, India (AP) — Al menos 33 soldados murieron y unos 20 más resultaron heridos el jueves al estallar un auto bomba contra un convoy paramilitar en una importante carretera en la región de Cachemira controlada por la India, dijeron funcionarios de seguridad.

Fue uno de los atentados con coche bomba más cruentos en la historia de la región en disputa.

Un rebelde cachemiro embistió una camioneta cargada de explosivos contra la caravana, enfocándose en un autobús en que viajaban por lo menos 35 soldados.

El ataque ocurrió cuando la caravana llegaba a la localidad sureña de Lethpora, en las afueras de Srinagar, la ciudad principal, dijo el oficial policial Muneer Ahmed Khan. Señaló que la explosión destruyó el autobús y dañó por lo menos otros cinco vehículos.

Sanjay Sharma, portavoz de la Fuerza Policial de la Reserva Central (paramilitar) de la India, dijo que muchos heridos estaban en estado crítico.

“El estallido fue tan potente que es imposible reconocer si el vehículo afectado era un autobús o un camión. Solo quedaron los hierros retorcidos de la unidad”, agregó.

Los videos publicados por grupos noticiosos locales mostraban ambulancias que acudían a toda prisa al lugar y a personas que corrían mientras columnas de humo salían de los vehículos dañados. Restos de vehículos y partes de cadáveres quedaron dispersos en la carretera.

Las autoridades cerraron el paso después de la explosión. Soldados y refuerzos de la policía contrainsurgente fueron desplegados en la zona, donde efectuaban labores de búsqueda, dijo el oficial de policía Khan.

El grupo rebelde Jaish-e-Mohammed se atribuyó el ataque, informó el periódico Gran Cachemira.

En un video pregrabado de nueve minutos, difundido en las redes sociales, se ve al presunto agresor vestido con uniforme de combate y rodeado de armas y granadas.

Horas después, miles de personas que coreaban lemas como “¡India vete, regrésate!” marcharon en solidaridad hacia la aldea de los rebeldes. Las fuerzas gubernamentales intentaron impedir concentraciones de personas, lo que derivó en enfrentamientos en los que grupos de jóvenes apedrearon a los efectivos, que respondieron con gas lacrimógeno. De momento no había información sobre heridos.

El gobernador de Cachemira, Satya Pal Malik, acusó a Pakistán de estar detrás del atentado.

“Visiblemente parece que la orden provino del otro lado de la frontera porque Jaish-e-Mohamed reclamó la autoría”, dijo Malik en un comunicado. “Las acciones de este tipo no disuadirán la determinación de nuestras fuerzas de seguridad... aniquilaremos hasta la última de estas fuerzas enemigas”.

___

Aijaz Hussain está en twitter.com/hussain_aijaz