BOGOTÁ (AP) — Un soldado murió y otros dos resultaron heridos a consecuencia del lanzamiento de un artefacto explosivo por parte de miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) al norte de Colombia, se informó este viernes.

De acuerdo a un comunicado emitido por el ejército colombiano, el acto “terrorista” ocurrió al medio día en el departamento Norte de Santander y fue perpetrado por el Frente Héctor de la guerrilla.

El pasado 10 de enero, el presidente Juan Manuel Santos ordenó al jefe de negociaciones para el ELN, Gustavo Bell, regresar a Colombia desde Ecuador, donde gobierno y guerrilla trataban de dialogar, por ataques lanzados por el ELN horas después de que se venciera un cese al fuego. El retiro de Bell significó un duro revés para las pláticas que comenzaron en febrero del pasado año en Quito con el objetivo poner fin al último conflicto insurgente del país.

Según el Ministerio de la Defensa, desde que se suspendió el cese al fuego se han efectuado más de 14 ataques del ELN, entre ellos, cuatro atentados contra oleoductos, el lanzamiento de una granada que dejó a dos infantes de marina heridos y la muerte a tiros de un soldado.

El ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, recientemente señaló en rueda de prensa que se han capturado a 22 miembros de este grupo guerrillero en diferentes partes del país y se han decomisado fusiles, pistolas y municiones para las mismas.

El ELN tiene cerca de 1.500 miembros y fue fundado en la década de 1960. En sus inicios estuvo encabezado por sacerdotes católicos radicales relacionados con la teología de la liberación y la ideología comunista que buscaban solucionar la profunda inequidad social y económica de la nación, la cual aún persiste.