AP NEWS
Related topics

ExclusivaAP: Nicki Minaj cancela concierto en Arabia Saudí

July 9, 2019
1 of 3
En esta foto del 6 de noviembre del 2017, Nicki Minaj en la 14ta gala benéfica anual CFDA Vogue en Nueva York. (Foto por Evan Agostini/Invision/AP, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — Nicki Minaj decidió retirarse de un festival en Arabia Saudí para mostrar su apoyo a las mujeres, a los gay y a la libertad de expresión.

“Luego de una cuidadosa reflexión he decidido no seguir adelante con mi concierto programado en el Jeddah World Fest. Aunque no quisiera nada más que traer mi espectáculo a los fans en Arabia Saudí, tras educarme mejor sobre estos asuntos, creo que es importante para mí dejar claro mi apoyo a los derechos de las mujeres, la comunidad LGBTQ y la libertad de expresión”, dijo Minaj el martes en un comunicado a The Associated Press.

Originalmente Minaj tenía previsto encabezar el concierto del 18 de julio.

En Arabia Saudí, la segregación de género entre hombres y mujeres solteros todavía es obligatoria en muchos restaurantes, cafeterías, escuelas públicas y universidades, pero otras leyes se han suavizado y las mujeres ahora pueden conducir y asistir a eventos en estadios deportivos.

El Jeddah World Fest, que de acuerdo con las leyes saudíes está libre de alcohol y drogas, está abierto a personas de 16 años en adelante y se realiza en el Estadio Deportivo Rey Abdulá en la ciudad de Yeda a la orilla del Mar Rojo. Entre otros artistas en el programa se encuentran el exintegrante de One Direction Liam Payne y el DJ y productor Steve Aoki.

Human Rights Foundation emitió un comunicado la semana pasada exhortando a la rapera y a otros artistas a retirarse del festival. El martes, la organización con sede en Nueva York elogió la decisión de Minaj de no presentarse en el concierto.

“Así es como luce el liderazgo. Estamos agradecidos con Nicki Minaj por su decisión inspiradora y razonada de rechazar el intento transparente del régimen Saudí de usarla como un ardid de relaciones públicas”, dijo Thor Halvorssen, presidente de Human Rights Foundation. “El festival del 18 de julio en Arabia Saudí todavía tiene a Liam Payne en su cartel. Esperamos que él siga el ejemplo de Nicki Minaj. La posición moral de Minaj difiere de estrellas famosas como J-Lo y Mariah Carey que en el pasado han elegido llenarse los bolsillos con millones de dólares y apoyar gobiernos dictatoriales en vez de con las comunidades oprimidas y activistas por los derechos humanos encarcelados”.

En los últimos meses el reino ha recibido a Mariah Carey, Enrique Iglesias, los Black Eyed Peas, Sean Paul, David Guetta y Tiesto. Es un cambio radical a cuando la policía moral local hacía redadas en establecimientos que tocaban música a alto volumen.

Los organizadores saudíes dijeron que el Jeddah World Fest será transmitido globalmente. El reino también ha prometido otorgar rápidamente visas electrónicas a visitantes internacionales que quieran asistir.

El año pasado Arabia Saudí tuvo cambios profundos como resultado de las reformas implementadas por el príncipe heredero Mohamed bin Salman, incluyendo la apertura de su primer cine y la abolición a la prohibición a que las mujeres condujeran, la única de su tipo en el mundo.

En diciembre de 2018, mujeres, algunas sin pañuelos en la cabeza, manejaron hasta una carrea de la Fórmula-E donde miles de jóvenes saudíes y cientos de visitantes internacionales celebraron con conciertos en la noche. El espectáculo habría sido inimaginable hasta hace poco en el ultraconservador reino donde la policía religiosa solía mantener la segregación estricta y reprendía a las mujeres por no cubrirse el cabello.

Pero las reformas tienen un límite duro, como reveló el asesinato del periodista y escritor saudí Jamal Khashoggi a manos de agentes cercanos al príncipe heredero en octubre y la reportada tortura de varios activistas por los derechos de las mujeres que están detenidos. Aunque el espacio para los espectáculos se está ampliando, la esfera para la participación política y el disenso ha desaparecido prácticamente.

El príncipe de 33 años, con el apoyo de su padre, el rey Salman, preside una nación donde decide por sí solo el ritmo y la profundidad de los cambios.

___

La periodista de The Associated Press Aya Batrawy en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, contribuyó a este despacho.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.