WASHINGTON (AP) — Poco después del ataque en que murieron ocho personas en Nueva York, Donald Trump empezó a buscar otros culpables además del hombre acusado de perpetrar los asesinatos. Y eligió, al menos por ahora, al senador Chuck Schumer.

Dijo que el atacante había inmigrado legalmente a Estados Unidos gracias a un programa que otorga visas por sorteo que describió como una “belleza de Chuck Schumer”. El legislador neoyorquino, efectivamente, apoyó el programa, pero Trump hubiera podido señalar tranquilamente a Mitch McConnell, Chuck Grassley, Orrin Hatch o algún otro de los numerosos senadores republicanos que también lo respaldaron cuando fue aprobado bajo el gobierno de George H.W. Bush.

Un vistazo a las afirmaciones de Trump posteriores al ataque sobre el tema:

LOS TUITS DE TRUMP

— "El terrorista vino a nuestro país a través de lo que se llama el ‘Programa de Lotería de Visas por Diversidad’, una belleza de Chuck Schumer. Quiero que (las admisiones) sean en base a los méritos”.

—'''El senador Chuck Schumer ayuda a importar los problemas de Europa’ dijo el coronel Tony Shaffer. ¡Pondremos fin a esta locura! @foxandfriends".

LOS HECHOS

Schumer, que por entonces era representante, hoy senador, se sumó a una iniciativa bipartidista sobre un programa que comenzó en 1990, cuando la inmigración legal no era tan polémica.

Y propuso eliminarlo hace cuatro años, según dijeron legisladores republicanos en una inusual defensa de un líder demócrata.

El Departamento de Seguridad Nacional confirmó que el atacante había inmigrado mediante el programa de sorteo de visas. Vino a Estados Unidos en el 2010.

El programa abarca a personas de países con bajas tasas de emigración a Estados Unidos. Concede hasta 50.000 visas anuales mediante un sorteo. Los postulantes deben haber completado la secundaria o satisfacer ciertos requisitos laborales. El programa fue creado como parte de un esfuerzo bipartidista que culminó con una ley refrendada por Bush en 1990.

Schumer, efectivamente, propuso un programa de ese tipo ese año.

Pero el senador republicano Jeff Flake dijo que Schumer fue uno de un grupo de ocho senadores republicanos y demócratas que planteó eliminar el programa hace cuatro años como parte de una iniciativa bipartidista más amplia para reformar las leyes de inmigración.

Flake fue uno de los ocho. “Lo sé. Yo estuve ahí”.

Otro senador republicano de ese grupo, Lindsey Graham, también salió en defensa de Schumer, diciendo que “apoyó una legislación para deshacerse del sistema de loterías”. Igual que Flake, Graham dijo, “yo estuve ahí. Sé lo que pasó”. Agregó que la iniciativa naufragó en la Cámara de Representantes por la oposición de los republicanos.

Horas después de que Trump enviase su tuit responsabilizando a Schumer, la Casa Blanca dio marcha atrás. La portavoz Sarah Huckabee Sanders declaró a la prensa que el mandatario “no culpó al senador Schumer y no piensa que el senador es responsable del ataque”.

La alusión de Trump a los problemas de Europa ignora el hecho de que Uzbekistán, de donde es oriundo el atacante, se encuentra en Asia, no en Europa. Aunque el Departamento de Estado ubica a esa y otras antiguas repúblicas soviéticas en Europa en su programa de visas por sorteo.

___

“Visas por diversidad. Suena bonito. Pero no lo es”, declaró Trump en una reunión de gabinete. “No ha sido bueno. Estuvimos en contra de eso. Queremos trabajar de inmediato con el Congreso sobre el Programa de Visas por Diversidad, terminarlo, deshacernos de él”.

LOS HECHOS:

Trump siempre se opuso al programa, pero los republicanos no.

En 1990, luego de que un proyecto que incluía el programa de visas por sorteo fue aprobado por la cámara baja, el Senado lo refrendó con 89 votos a favor y solo ocho en contra.

Varios republicanos que todavía están en el Senado avalaron la medida. Entre ellos McConnell, hoy líder de la mayoría en el Senado, Grassley y Hatch.

El programa abarca a ciudadanos de la mayoría de los países, con excepción de una veintena con altas tasas de emigración a Estados Unidos, como México, Canadá y la India.

Las posibilidades de ganar una de las 50.000 visas sorteadas son escasas. En el 2012, por ejemplo, hubo casi 15 millones de postulantes.

___

—"Luchamos fuertemente por una inmigración basada en los méritos, no más sistemas de lotería demócratas”, dijo Trump en otro tuit. “Tenemos que ser MUCHO MÁS rígidos (e inteligentes)”.

LOS HECHOS:

El presidente ha dado algunos pasos para impulsar un sistema de inmigración basado en los méritos de las personas, pero muchos de esos esfuerzos están en una etapa preliminar, de planificación.

En agosto, Trump apoyó un proyecto de ley que reduciría significativamente la inmigración legal y crearía un sistema de admisiones que da prioridad a los méritos y las aptitudes de los postulantes más que a los lazos familiares.

El sistema hubiera eliminado el programa de sorteo de visas. Pero el proyecto no ha cobrado impulso y está empantanado en la comisión judicial del Senado.

Unos principios sobre inmigración que difundió el gobierno el mes pasado incluye un sistema de admisiones “basado en los méritos” que reduciría mucho la entrega de visas a familiares de las personas que ya se encuentran en el país, admitiendo solo a esposa e hijos menores.

___

El reportero de la Associated Press Ken Thomas colaboró en este despacho.