CARACAS (AP) — La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) suscribió el martes siete acuerdos de servicios con empresas privadas nacionales y extranjeras con miras a recuperar la producción de crudo que cae en picada.

El presidente Nicolás Maduro reconoció que la debacle de la producción petrolera -- actualmente estimada en 1,4 millones de barriles de crudo al día, el nivel más bajo en siete décadas-- es consecuencia de "errores garrafales, criminales en la conducción de PDVSA".

"PDVSA vio la merma de su producción en un millón de barriles", resaltó el gobernante tras la firma de siete de los primeros 14 acuerdos especiales de servicios negociados, en los cuales PDVSA mantendrá el control de los campos, la infraestructura y la producción primaria.

Una vez que se comercialice el crudo, a los inversionistas se le va a "reconocer una tarifa, que en términos justos” permita a la industria desarrollarse, agregó sin dar otros detalles.

Los acuerdos se dan en momentos en que la petrolera venezolana experimenta la expulsión de numerosos funcionarios derivada de investigaciones por hechos de corrupción y otras irregularidades. Al menos 90 funcionarios de PDVSA han sido detenidos, de los cuales 23 son altos gerentes y dos expresidentes de la corporación, de acuerdo con cifras de la Fiscalía General.

La caída de producción petrolera, que representa 96% de las exportaciones del país, atenta con agravar la severa crisis económica que azota este país sudamericano.