QUITO (AP) — El Consejo Transitorio de Participación Ciudadana destituyó el miércoles al cuestionado superintendente de Comunicación e Información, Carlos Ochoa, que en los últimos años impuso decenas de sanciones administrativas y económicas a medios y periodistas en Ecuador.

En la primera sesión ese organismo, que fue reorganizado tras un referéndum solicitado por el presidente Lenín Moreno en febrero pasado, adoptó tal decisión basándose en un informe previo de la Contraloría que señaló responsabilidades civiles y económicas del ahora ex superintendente, cuando se desempeñaba como director de noticias del canal estatal Gamavisión.

El Consejo de Participación tiene la atribución de nombrar y destituir a muchos de los más altos funcionarios públicos, entre ellos el fiscal, el contralor y el procurador.

En rueda de prensa, Ochoa dijo que “continúo a la espera de ser notificado en legal y debida forma del contenido de la resolución emitida por este Consejo, hecho lo cual acataré bajo protesta lo resuelto”.

La Asamblea ecuatoriana también había convocado para la próxima semana a un juicio político a Ochoa.

Los legisladores lo han calificado como gestor de arbitrarias y reiteradas multas económicas presuntamente derivadas de una ley de Comunicación aprobada durante el gobierno de izquierda del expresidente Rafael Correa (2007-2017), quien consideraba a los medios como sus enemigos políticos.

Desde la llegada a la presidencia de Moreno en mayo del año pasado, las tensiones entre el poder y los periodistas han bajado notablemente.