PARÍS (AP) — El presidente francés Emmanuel Macron salió el miércoles a defender la libertad de prensa y anunció un proyecto de ley para combatir la propagación de las noticias falsas durante las campañas electorales.

Durante un discurso ante periodistas en el Palacio del Elíseo en París en el que expuso su agenda para 2018, Macron dijo que la libertad de prensa es “la más alta expresión de la libertad”.

Señaló que pronto propondrá una nueva medida para combatir las noticias falsas en internet durante las campañas electorales de Francia.

“Los periodistas son los primeros en ser amenazados por la propaganda”, explicó.

Los sitios web tendrían de informar quién los está financiando y la cantidad de dinero para el contenido patrocinado tendría un tope, dijo el presidente francés.

En cuanto a las noticias falsas, una medida de emergencia podría permitir que las autoridades francesas supriman ese contenido o incluso puedan bloquear el acceso al sitio web, agregó Macron.

El mandatario denunció el hecho de que “hay una estrategia financiera que apunta a fomentar la duda, forjar realidades alternativas, que permite a la gente pensar que los medios de comunicación y los políticos son siempre más o menos engañosos”.

También indicó que Francia y la Unión Europea deben de considerar las “consecuencias” de la última decisión de Estados Unidos sobre eliminar las protecciones de internet para la neutralidad de la red. El dirigente no dio más detalles.

“La libertad de prensa no solo es atacada por las dictaduras, sino también es golpeada en los países que son democracias”, incluida Europa, puntualizó Macron, refiriéndose a Hungría y Polonia y su reciente campaña contra la libertad de prensa.

Macron también mencionó a Turquía y Rusia como países que deben “cumplir sus compromisos” como signatarios de la Convención Europea de Derechos Humanos. El presidente francés se reunirá el viernes con el mandatario turco Recep Tayyip Erdogan en París.

Antes del discurso, Macron exhortó a sus ministros a implementar rápidamente sus medidas para reforma la economía de Francia, su aparato de seguridad y sus políticas de inmigración.

Entre las cuestiones principales de su agenda para la primera mitad del 2018 se encuentra un proyecto de ley para abordar el alto desempleo en Francia a través de un mejor entrenamiento de los trabajadores desempleados.

El gobierno de Macron también planea una revisión estratégica del ejército francés, un proyecto de ley para entender mejor la inmigración y medidas para combatir la violencia contra las mujeres.