SEATTLE (AP) — Un operador de emergencias estaba confundido, y con razón, después que un maletero lo llamó desde el compartimento de carga de un avión de Alaska Airlines que volaba hacia Los Ángeles para pedirle que detuvieran la aeronave.

"Estoy dentro de un avión y siento que va en el aire. Vuelo 448. ¿Podría por favor pedir a alguien que lo detenga?", dijo el empleado de la aerolínea, según quedó registrado en la grabación de la llamada que hizo el lunes y que se dio a conocer el jueves.

El operador le preguntó al menos tres veces su ubicación: "¿Dónde se encuentra? ¿Está en un avión?".

Después que el maletero le volvió a pedir ayuda, el despachador le dijo: "¿Se encuentra en el aeropuerto?".

El empleado trató de explicarle una vez más y después colgó. El hombre se escuchaba cada vez más molesto en la grabación, que dura menos de un minuto.

El trabajador de Menzies Aviation, que contrata maleteros para las aerolíneas, también golpeó el techo de la bodega de carga y lo alcanzaron a escuchar pilotos y pasajeros en primera clase.

Los pilotos de inmediato regresaron al Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma. El avión estuvo sólo 14 minutos en el aire.

En un breve comunicado emitido el jueves, la aerolínea indicó que el empleado de Menzies "ha quedado permanentemente impedido de trabajar en cualquier vuelo de Alaska Airlines". La empresa no dio más detalles.

La Administración Federal de Aviación, la aerolínea y Menzies Aviation están investigando el incidente. La aerolínea informó que el jefe de los maleteros avisó que no localizaban al trabajador y que intentó enviarle mensajes y telefonearlo antes de concluir que se había ido a su casa cuando terminó su turno.

Representantes de Menzies no han difundido el nombre del empleado y se limitaron a decir que estaba en la empresa desde hacía 18 meses y que tuvo suerte de quedar atrapado en una parte del avión presurizada y con temperatura controlada.

La empresa indicó que un empleado sin experiencia infringió sus normas al esconderse para tomar una siesta.