KABUL (AP) — Al menos 26 soldados murieron en un violento asalto talibán a una base de las fuerzas de seguridad de Afganistán en la provincia de Kandahar, en el sur del país, dijo el miércoles un funcionario afgano.

El ataque talibán, que se produjo durante la noche en el distrito de Khakrez, dejó otros 13 soldados heridos, explicó Mohammad Radmanish, viceportavoz del Ministerio de Defensa.

Kandahar está considerado el feudo espiritual de los talibanes.

En reportes previos, el inspector general especial de Estados Unidos para la Reconstrucción (SIGAR, por sus siglas en inglés) calificó la tasa de bajas entre las Fuerzas Nacionales de Seguridad afganas como “sorprendentemente alta”. El año pasado, más de 6.800 efectivos murieron y otros 12.000 resultaron heridos según un reporte de SIGAR emitido antes este año.

El ejército afgano y las fuerzas de seguridad cuentan con 195.000 soldados y más de 150.000 policías. Las autoridades han enfrentado problemas para contener la insurgencia, que ha reforzado sus ataques en toda la nación.