ATLANTA (AP) — Después de haberse desprendido de seis jugadores y con cuatro recién llegados que todavía no estaban listos para jugar, los Cavaliers de Cleveland eran el viernes un equipo con pocos cambios.

¿Menos sustituciones? La idea funcionó bien para LeBron James y Kyle Korver.

James terminó con un triple-doble y Korver firmó su mejor anotación de la temporada con 30 puntos, incluyendo cuatro triples seguidos para cerrar el tercer periodo, y los Cavaliers doblegaron 123-107 a los Hawks de Atlanta en un victorioso primer paso tras remodelar a fondo de su plantel.

"Sentí que jugamos juntos", dijo James, que tuvo 22 tantos, 17 asistencias y 12 rebotes en 41 minutos sobre el parqué.

"Tanto ofensiva como defensivamente hubo mucha comunicación. La pelota se movía (...) y todo el mundo sentía que teníamos buen ritmo”, agregó.

Un día después de desprenderse seis jugadores, entre ellos Isaiah Thomas y Dwyane Wade, en tres canjes, los Cavaliers eran un equipo en transición. Alinearon a 10 hombres, incluyendo dos que estuvieron en la cancha apenas un minuto.

Korver, de 36 años, compensó la escasez de rotaciones. El exjugador de los Hawks metió 7 de 13 intentos de triple y quedó a dos puntos de emular su mejor marca como profesional, 32 tantos.

"La pelota se movía esta noche", señaló Korver, que jugó en Atlanta entre 2012 y 2017. "No recuerdo la última vez que tuve tantos lanzamientos en un juego".

Jeff Green, que salió de la banca, aportó 24 puntos.

Los recién adquiridos George Hill, Jordan Clarkson, Larry Nance Jr. y Rodney Hood se sumaron a los Cavs, pero se quedaron en el vestuario durante el partido. Deben hacer sus debuts con Cleveland el domingo en Boston.

Dennis Schroder fue el mejor de Atlanta con 25 puntos. Taurean Prince aportó 15 a la cuenta de los Hawks.