BOGOTÁ (AP) — Los resultados no mienten.

Antes de la llegada de José Pekerman como técnico nacional, Colombia intervino en cuatro mundiales y solo una vez sorteó la primera fase, con el pase a los octavos de final en Italia 1990. Apenas ganó tres de 13 partidos.

Lo más destacado era la goleada 5-0 que le propinaron a Argentina en Buenos Aires por las eliminatorias rumbo a Estados Unidos de 1994, pero Colombia se despidió a las primeras de cambio de ese Mundial tras llegar entre los favoritos al títulos.

Con el entrenador argentino, aparte de volver a la máxima cita tras una ausencia de 16 años, los colombianos vibraron con su equipo al ganar seis de nueve partidos en los torneos de Brasil 2014 y Rusia 2018. El más inolvidable fue el histórico pase a los cuartos de final de Brasil.

Más allá de sentirse protagonista en los mundiales, el proceso de seis años de Pekerman se destaca por su liderazgo sobrio que le ganó el cariño del país y que se reflejó con el multitudinario recibimiento a la selección tras la actuación en Rusia, pese a que no pudieron repetir el magnífico logro de cuatro años antes.

Su ciclo “fue altamente exitoso", resumió el presidente de la Federación Colombiana de fútbol, Ramón Jeserún.

Pekerman le imprimió calidad y poder al combinado nacional, ganó respeto y consolidó a figuras que destacan en el panorama internacional.

Su relevo se encontrará con una excelente base, con figuras jóvenes y otras afianzadas en clubes importantes.

Después de una exitosa gestión de seis años y medio, Pekerman anunció el martes que no seguirá al frente del combinado colombiano.

"Don José", como lo llaman los hinchas, se hizo cargo del plantel en la quinta fecha de las eliminatorias para el Mundial de Brasil, cuando estaba en la sexta posición —virtualmente eliminado — y lo clasificó segundo con 32 unidades, dos menos que Argentina, que comandó la tabla de Sudamérica.

Se apoyó en el equipo que conformaron sus antecesores Hernán Darío Gómez y Leonel Álvarez y dio paso a talentos jóvenes que respondieron a su llamado. Uno de ellos fue James Rodríguez, máximo goleador en Brasil 2014 con seis dianas y gran líder del equipo en el torneo ante la ausencia por lesión de Radamel Falcao.

Ahora, Colombia cuenta con figuras que militan en clubes de renombre en las principales ligas de Europa.

Falcao juega en el Mónaco de Francia; James en el Bayern Múnich de Alemania; el volante Juan Guillermo Cuadrado en la Juventus de Italia; y el lateral Santiago Arias en el Atlético de Madrid español. Los jóvenes centrales Yerry Mina y Dávinson Sánchez se afianzan en el fútbol inglés con Everton y Tottenham, respectivamente,

La huella que Pekerman imprimió al balompié colombiano perdurará al menos unos años: Mina (23 años), Sánchez), el volante de marca Wílmar Barrios (25) y Juan Fernando Quintero (25), socio de James en el mediocampo pueden pensar en una buena eliminatoria para clasificar a Catar 2022.

Si logra ahuyentar las lesiones, James, de 27 años, seguramente esté en las eliminatorias mientras que Falcao, con 32, no tiene muy claro el panorama.

¿Qué harán ahora?

Lo primero deberá encontrar un técnico y, según Jesurún, no tenían a nadie en mente ahora mismo.

"No hay ningún plan B, ningún plan C, ningún plan D, no tenemos candidatos ni nada”, dijo Jeserún el martes.