AP NEWS
Related topics

Fuerzas sirias amplían ofensiva pese a llamados a la calma

May 11, 2019
En esta fotografía publicada por la agencia oficial de noticias siria SANA, soldados del ejército sirio se preparan para lanzar un proyectil de mortero contra los insurgentes en la aldea de Kfar Nabuda, en la provincia de Hama, el sábado 11 de mayo de 2019. (SANA vía AP)

BEIRUT (AP) — Las fuerzas del gobierno sirio ampliaron su ofensiva terrestre en el noroeste del país y avanzaban el sábado hacia el último baluarte rebelde, dijeron activistas y medios locales, a pesar de los llamados a respetar el cese del fuego implementado en septiembre.

El progubernamental Centro Militar Mediático dijo que el ejército combatió a insurgentes dirigidos por una milicia vinculada con Al Qaeda provenientes de la aldea de Midan Ghazal, en la provincia de Idlib. Hasta ahora la ofensiva del gobierno se ha concentrado en el límite sur del baluarte rebelde, en la llanura de Ghan y la provincia de Hama.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, confirmó que las fuerzas del gobierno ganaron terreno, pero aseguró que sólo fue en Hama.

El Observatorio dijo que las fuerzas del gobierno ya controlan nueve aldeas en el extremo sur del bastión rebelde. Éstas incluyen la aldea estratégica de Kfar Nabuda y el elevado Qalaat Madiq, lo que da ventaja a las tropas del gobierno sobre los insurgentes.

Los rebeldes lanzaron una contraofensiva fallida el viernes, con el objetivo de recuperar el control de Kfar Nabudah. El sábado, la televisora estatal Al-Ikhbariya transmitió desde el interior de Kfar Nabudah para confirmar que las fuerzas del gobierno la tienen bajo control.

Un oficial del ejército sirio que no fue identificado dijo a la estación que la contraofensiva de los insurgentes incluía coches bomba y ataques suicidas.

Hayat Tahrir al-Sham, vinculado a Al Qaeda, dijo que seguía lanzando misiles contra la aldea y que estaba luchando contra las tropas del gobierno en otros lugares. Continuaron los bombardeos en las aldeas y pueblos de Idlib.

Los combates en la zona, que comenzaron el 30 de abril, han constituido la violación más grave del cese de hostilidades mediado por Rusia y Turquía. Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU exhortaron el viernes a regresar a la calma.