SEATTLE (AP) — Una activista por los derechos de los inmigrantes a quien se le abrió proceso de deportación, llamó inicialmente la atención de las autoridades debido a que habló de su estatus ilegal en el país durante una entrevista con una publicación mensual el año pasado, escribió un agente del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés) en un documento dado a conocer recientemente.

Pero el agente, Timothy Black, también destacó su “extensa participación en protestas contra el ICE y en programas de apoyo para latinos” — algo que, de acuerdo a sus simpatizantes, demuestra que se enfocaron en ella por motivos políticos.

“Me ponen en procedimientos de deportación por mi postura política, por mi presencia en los medios, porque he utilizado mi libertad de expresión”, dijo la activista Maru Mora Villalpando durante una conferencia telefónica el lunes. “Es un patrón de comportamiento que ahora desarrolla el ICE bajo este gobierno”.

Mora, de 47 años y originaria de la Ciudad de México, es defensora de los inmigrantes que están recluidos en el Centro de Detención del Noroeste, una instalación de gestión privada en Tacoma. No cuenta con antecedentes penales y ha permanecido de manera continua en Estados Unidos desde 1996, tras quedarse aunque expiró su visa.

Reveló públicamente su estatus ilegal en Estados Unidos en 2014, cuando preveía que sería arrestada — y deportada — por sumarse a otras personas que bloquearon una carretera hacia el centro de detención. Sin embargo, no fue arrestada ni recibió un citatorio para comparecer ante una corte migratoria, hasta diciembre de 2017.

Mora sigue en libertad y continúa con su activismo en pro de los detenidos.

Los activistas pro inmigración en todo el país han acusado al ICE de deportar a personas como represalia, resaltando los casos como el de Eliseo Jurado, el esposo de una activista de Boulder, Colorado, que buscó protegerse de la deportación dentro de una iglesia. Ravi Ragbir, ciudadano de Trinidad y Tobago que encabeza la Coalición Santuario de la Ciudad de Nueva York, está en proceso de deportación después de su arresto del 11 de enero durante una revisión de rutina por parte de las autoridades migratorias.

Previamente este mes, expertos en derechos humanos de Naciones Unidas pidieron a Estados Unidos que protegiera de la deportación a Mora y a otros activistas, y dijeron que no se debe silenciar a los defensores de los derechos de los inmigrantes.

El ICE ha rechazado en repetidas ocasiones cualquier motivo político y calificó esas acusaciones de “irresponsables, especulativas e imprecisas”. En un comunicado enviado por correo electrónico, la portavoz Laura Haley dijo el lunes que “la información del afectado se basa en pistas obtenidas de inteligencia”, que podrían incluir información disponible públicamente.

“El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas no se enfoca en el arresto de extranjeros presentes de manera ilegal basándose en sus posturas de activismo o en represalia por los comentarios críticos que emiten”, afirmó el comunicado.

Mora y su abogado intentaron obtener un formato estándar del ICE que explique los motivos por los que se le abrió un proceso de deportación, pero la agencia desatendió su solicitud, declaró la activista. Mora dijo que finalmente recibió una copia con la ayuda de la senadora demócrata Maria Cantwell.

En el formato, Black, un agente de deportación del ICE en Seattle, escribió que llamó la atención de su oficina después de que un periódico mensual del condado Whatcom, Washington, publicó en junio una entrevista con Mora “en donde declaraba que era ‘indocumentada’”. El agente escribió que su activismo contra el ICE y su defensa de los latinos “también deberían ser registrados”.

La agencia declinó poner a Black a disposición para comentar.

“No se le debería permitir a las agencias policiales ir tras alguien en específico en nuestro país debido a su activismo político”, dijo Cantwell en una declaración enviada el lunes por correo electrónico.

El abogado migratorio de Seattle, Devin Theriot-Orr, simpatizante de Mora, dijo que cree que la declaración del agente representaba una admisión de que el ICE violó sus derechos de libre expresión, y que puede ser utilizada en la corte migratoria para desechar los esfuerzos de la agencia por deportar a Mora.

Mora presentó una solicitud bajo la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública en busca de información adicional sobre su caso, así como otros casos referentes a personas que han sido colocadas en proceso de deportación después de realizar comentarios públicos acera de su estatus migratorio.

___

Gene Johnson está en Twitter como: https://twitter.com/GeneAPseattle