SAN SALVADOR (AP) — Por primera vez las autoridades salvadoreñas interceptaron en aguas territoriales un sumergible que transportaba 1,6 tonelada de cocaína.

“Constituye uno de los decomisos más importantes que las instituciones de seguridad han incautado este año”, dijo en conferencia de prensa el ministro de Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde.

La Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República informaron que la nave fue interceptada a 231 millas náuticas al sur de Punta Remedios, al occidente del país, y que durante el procedimiento fueron detenidos tres colombianos y un guatemalteco.

La nave fue interceptada cuando se aprestaba a ingresar a aguas territoriales de Guatemala y según el ministro de Seguridad Pública “este cargamento no tenía como destino final El Salvador sino posiblemente Guatemala, México o incluso Estados Unidos”.

En tanto, la fiscalía indicó en su cuenta de Twitter que la droga decomisada tiene “un valor económico superior a los 42 millones de dólares”.

Esta es la primera vez que las autoridades salvadoreñas interceptan un sumergible de este tipo usado por los narcotraficantes para transportar droga desde Sudamérica.

Los detenidos serán puestos a disposición de los tribunales para ser juzgados por el presunto delito de tráfico internacional de drogas.

El Salvador es uno de los países de Centroamérica usado por el narcotráfico internacional como puente o corredor logístico para el traslado de droga desde Sudamérica hacia Estados Unidos y otros países.

Según los expertos los narcotraficantes usan las rutas marinas, una por el Atlántico hondureño y otra por el Pacifico salvadoreño, para trasladar la droga.