ESTAMBUL (AP) — Otro soldado de Turquía murió durante el operativo contra una milicia kurda en el norte de Siria, informaron el domingo los militares turcos.

El anuncio del domingo eleva a 31 el número de soldados turcos que han muerto desde que comenzó el operativo contra la milicia kurda el 20 de enero en el enclave de Afrin.

Los militares emitieron un comunicado en el que explicaron que el soldado murió en los enfrentamientos con el grupo kurdo sirio conocido como las Unidades de Protección Popular (YPG). Turquía considera a las YPG como “terroristas” y argumenta que están vinculadas con un grupo insurgente kurdo proscrito que opera dentro de las propias fronteras de Turquía.

Por su parte, Turquía continuó con sus operativos el domingo y atacó zonas de las YPG con ataques aéreos y de artillería. Está al mando de una operación conjunta con las fuerzas de oposición sirias en el terreno, aunque han encontrado fuerte resistencia de las YPG.

Cerca de 148 combatientes de las YPG y 157 de la oposición siria han muerto en las tres semanas de combate, de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El sábado fue el día más mortífero para Turquía, con 11 soldados turcos que fallecieron. Dos de ellos estaban a bordo de un helicóptero de ataque turco que se estrelló mientras se encontraba en una misión sobre Afrin. Las YPG afirmaron que habían derribado el helicóptero, pero las autoridades turcas no confirmaron la información.