PARÍS (AP) — Un total de 65 periodistas sufrieron muertes violentas en 2017, según dijo el martes Reporteros Sin Fronteras (RSF), la cifra más baja en 14 años.

Según cifras divulgadas por la organización no gubernamental, el 60% de esos periodistas fueron asesinados.

El descenso general se debe a que los reporteros han abandonado países “que se han vuelto demasiado peligrosos”, según la organización, que también mencionó “una creciente concienciación de la necesidad de proteger a los periodistas”.

RSF recalcó que algunos países que no están en guerra se han hecho tan peligrosos para los periodistas como zonas de conflicto, indicando que el 46% de las muertes de 2017 ocurrieron en estos lugares, frente al 30% del año anterior.

Siria fue el país más mortal para los periodistas con 12 muertos, uno más que México.