NACIONES UNIDAS (AP) — La República Dominicana exigió el miércoles que los países asuman sus responsabilidades en el calentamiento global y tomen medidas para contrarrestarlo, al tiempo que pidió a las Naciones Unidas que creen un fondo especial para ayudar a los estados pobres cuando sufren desastres naturales.

El canciller dominicano Miguel Vargas, que representó a su país porque el presidente Danilo Medina regresó ante la amenaza del huracán María, afirmó ante la Asamblea General de la ONU que “el cambio climático ha multiplicado la capacidad letal” de los huracanes, que este año están causando estragos en el Caribe y en el sur de Estados Unidos. Para dar una idea de los daños generados por estos temporales, dijo que en la República Dominicana “superan con creces su Producto Interno Bruto”, sin contar “el sufrimiento humano” asociado con estos fenómenos climáticos.

“Debemos reconocer los peligros del cambio climático, mucho más dramáticos en lo referente a nuestra geografía caribeña. La vulnerabilidad del Caribe y de nuestra República Dominicana plantea un riesgo que no podemos afrontar solos”, manifestó el diplomático, quien dedicó todo su discurso a hablar del daño causado por los huracanes y el cambio climático.

Acotó que la reconstrucción tras el paso de huracanes devastadores como Irma, José y María requiere la solidaridad de todos, “pero muy especialmente la de los países más desarrollados”.

Seguidamente hizo un contraste entre los recursos con que cuentan las naciones caribeñas para hacer frente a los huracanes y los de Estados Unidos.

El gobierno estadounidense, sostuvo, “cuenta con los recursos necesarios y puso a disposición inmediatamente después del paso de estos huracanes un fondo de 15.000 millones de dólares para la reconstrucción de los estados que fueron afectados”.

Vargas pidió seguidamente a las Naciones Unidas que “busque la manera de apoyar a aquellos gobiernos que no pueden enfrentar solos la reconstrucción de sus respectivos países por los daños provocados por estos desastres naturales”.

“Tomemos las medidas necesarias para que esa ayuda esté disponible y llegue a tiempo a quienes la necesitan desesperadamente”, insistió.

Exhortó también a que se tomen medidas para contrarrestar los fenómenos climáticos extremos.

“La evidencia científica”, dijo, “ha probado suficientemente la relación entre estas catástrofes naturales y la acción del hombre en el calentamiento global. Es hora de que asumamos nuestro papel y actuemos en consecuencia para frenar esta situación”.