JERUSALÉN (AP) — Medios estadounidenses reportaron el domingo nuevos detalles de una operación mediante la cual Mossad sacó clandestinamente de Teherán información nuclear iraní, aunque ninguno de los documentos parece indicar que Irán no cumple con el acuerdo nuclear.

La información proporcionada a los medios arrojó nuevos detalles sobre la operación osada pero no abundó sobre lo que Israel ya había admitido hacer.

The New York Times reportó que los agentes israelíes contaban con seis horas y 29 minutos para entrar a la instalación antes de que guardias llegaran por la mañana. En ese lapso, ellos ingresaron, desconectaron la alarma y abrieron cajas fuertes para sacar los documentos secretos y después salieron sin ser detectados.

El diario dijo que algunos documentos demostraron que Irán se ha esforzado para "ensamblar sistemáticamente todo lo que necesita para producir armas atómicas" pero resaltó que su fuente, que escogió los documentos que quería mostrar, podría no haberle revelado información exculpatoria. Agregó que Irán sostiene que todos los documentos son fraudulentos.

A principios del año, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu hizo público, según él, documentos sobre información nuclear iraní obtenida ilegalmente por espías israelíes en el 2003, argumentando que esta información avalaba la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo con Irán. Netanyahu dijo que había unas 55.000 páginas de documentos y 183 discos compactos de información secreta sobre un programa iraní de armas nucleares llamado "Project Amad".

Por su parte, The Washington Post reportó el domingo que Irán "estuvo a punto de dominar completamente la tecnología para hacer bombas" en la década pasada, cuando puso fin a su programa.

La oficina de Netanyahu no comentó de inmediato.