Claudio Bravo realizó atajadas cruciales en el tiempo regular y en la tanda de penales para que el Manchester City eliminara el martes al Wolverhampton Wanderers en los octavos de final de la Copa de la Liga inglesa.

En tanto, Arsenal avanzó gracias a un doblete de un adolescente desconocido.

El City se impuso por 4-1 en la serie de penales. El argentino Sergio Agüero convirtió el tiro definitivo, luego que el chileno Bravo había lucido en sus lances para detener el segundo y el tercer intento de los Wolves.

Antes, Bravo había atajado varios disparos en contraataques del conjunto visitante, que milita en la segunda división, durante un encuentro parejo que terminó 0-0 después de la prórroga en el Etihad Stadium.

Bravo perdió la titularidad tras la contratación del brasileño Ederson para esta temporada. Sin embargo, demostró que puede responder cuando se requiera.

“Me alegro mucho por él”, expresó el técnico Pep Guardiola. “La temporada pasada no ha sido fácil para él, pero es un portero de alto nivel. Se merecía una actuación así”.

También Arsenal debió disputar el alargue ante un equipo de la segunda categoría, pero sólo después de que Eddie Nketiah anotó el tanto del empate a los 85 minutos ante el Norwich. Apenas 15 segundos antes, el joven había ingresado como reemplazo.

Nketiah, de 18 años, logró el gol de la victoria a los 96, y el Arsenal se impuso por 2-1 en casa.

“Para mí, fue asombroso ver cómo los hinchas coreaban mi nombre”, dijo Nketiah, integrante de la selección inglesa sub19.

El campeón defensor Manchester United tuvo una jornada mucho más tranquila. Triunfó por 2-0 en su visita al Swansea, gracias a dos tantos de Jesse Lingard. Leicester y Bournemouth fueron otros equipos de la Premier que consiguieron su boleto a los cuartos de final.

Crystal Palace quedó en cambio eliminado, tras caer por 4-1 frente al Bristol City de segunda división.