AP NEWS
Related topics

Peralta: amenaza de secuestro influyó para dejar al América

June 20, 2019
Oribe Peralta, del América, festeja luego de marcar en un partido ante Cruz Azul en la ciudad de México, el sábado 25 de febrero de 2017 (AP Foto/Christian Palma)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Una amenaza de secuestro hacia su familia influyó en la polémica decisión de Oribe Peralta, quien ha dejado las filas del América para incorporarse al acérrimo rival Chivas, reveló el delantero el miércoles, durante el acto en que fue presentado con su nuevo club.

Peralta afirmó que hay otras causas en su decisión de cambiar de club, incluida la posibilidad de militar en un club para el que soñaba jugar de niño y una vía para retomar un papel protagónico en un equipo importante de México, tras un torneo en el que no tuvo prácticamente actividad con América.

Pero añadió que “una seria amenaza” lo orilló también a aceptar la transferencia, mediante la que mudará su residencia de la Ciudad de México a la localidad occidental de Guadalajara.

“Hubo una situación personal que también me hizo moverme, fue muy fuerte la verdad pero creo que a muchas personas les pasa esto. No debemos de permitirlo, deberíamos ser más racionales”, dijo Peralta. “Fue una amenaza fuerte de secuestro para mi esposa e hijos, fue una de las cosas que movió para que estuviera acá”.

El futbolista, quien tiene dos hijos, no dio a conocer más detalles sobre el tipo de amenaza que recibió. Además, insistió en que su partida hacia Guadalajara “no fue al 100 por ciento” originada por las amenazas de secuestro.

La revelación de Peralta surge en momentos en que persiste la indignación nacional por la muerte de un joven de 22 años, cuyo cadáver apareció en el sur de la capital el 10 de junio, pese a que sus familiares afirmaban haber pagado el rescate que les exigían los secuestradores del estudiante universitario.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dados a conocer la semana pasada, se abrieron 26 investigaciones por casos de secuestro en la Ciudad de México durante los primeros cuatro meses de 2019. Ello representaría un aumento de 271,4% respecto del mismo periodo de 2018, y constituiría la mayor cifra desde 2010.

Sin embargo, expertos coinciden en que muchos casos de secuestro no se denuncian, por lo que la cifra real sería mayor.

Peralta se había convertido en un referente del América, donde logró dos títulos de liga, uno de Copa y dos de la Liga de Campeones de la CONCACAF. En Chivas, que no ha clasificado a la liguilla por el título en los últimos cuatro torneos, el atacante llega con la misión de ayudar en la lucha por evitar el descenso el próximo verano.

Ello ha derivado en que muchos pregunten si Peralta tomó la decisión acertada. Y además, está el tema de la rivalidad entre Chivas y América.

A lo largo de la historia, casi medio centenar de jugadores han sido transferidos directamente entre los dos clubes más populares en México. Pero el traspaso de Peralta generó más controversia porque los actuales dirigentes prometieron que mientras ellos estuvieran al frente, esos casos cesarían.

“Hay un mensaje de que no se debe hacer, pero las excepciones en la vida confirman la regla y no por eso debes dejar pasar oportunidades en la vida, la realidad es que el equipo ha tenido dos años muy malos y no podíamos dejar pasar la oportunidad, el que entienda en qué situación estamos no lo aceptará, pero se trata de un jugador ‘top’ que fue medallista olímpico... no estaremos buscando constantemente a jugadores del América”, justificó José Luis Higuera, presidente de Chivas.

Peralta se dijo al tanto de las críticas.

“Sabía que muchas personas no estarían de acuerdo... no fue fácil por mi pasado”, admitió el exseleccionado nacional de México.

Y aunque el “Hermoso” había aportado mucho al América desde el verano de 2014, cuando llegó procedente de Santos Laguna, la llegada de nuevos delanteros al club, aunada a una lesión de tobillo lo relegaron largamente a la banca.

“Son ciclos que terminan y creí que el mío había terminado, ahora inicio otro reto y lo hago con ganas de seguir mostrando”, dijo Peralta. “Por ahora no pienso en el retiro, pienso en dar mi máximo, sé que no soy un jovencito, que tengo 35 años y pude perder cosas pero gané otras como experiencia”.

Mundialista mexicano en Brasil 2014 y Rusia 2018, Peralta fue además pieza clave para darle al Tri la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Ahora puede cumplir otro sueño que tuvo en su niñez, cuando jugaba fútbol en un terreno al lado de una casa donde había chivas (cabras) y un corral.

“Mis hermanos y yo lo adaptamos para poder jugar ahí y practicar lo que más nos gustaba cuando soñábamos con ser futbolistas, y a esta cancha, como estaba cerca del rebaño, le pusimos Estadio Jalisco por la relación con las Chivas, así que estoy muy emocionado”, relató Peralta, quien antes de debutar con el Morelia en 2003 estuvo a prueba con Guadalajara pero no se quedó en el primer equipo. “Quiero que la afición sepa que verán a un Oribe entregado y dando todo lo que tiene que dar para estar a la altura de este gran club”.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.