CIUDAD DE GAZA, Franja de Gaza (AP) — El saldo de palestinos muertos en las protestas de la semana pasada en la frontera de Gaza con Israel subió a 18 el lunes, dijeron las autoridades, al tiempo que Israel rechazó acusaciones de uso ilegítimo de armas letales contra manifestantes desarmados.

Más de 750 palestinos fueron heridos por disparos israelíes en la protesta del viernes, dijeron funcionarios de salud en Gaza, lo que le hizo el día más sangriento en la Franja desde la guerra Hamas-Israel en el 2014.

Hamas, la organización extremista que gobierna Gaza, no ha dicho si el objetivo final de las protestas, que están planeadas para ocurrir varias veces durante seis semanas, es un intento de brecha masiva de la cerca fronteriza.

El líder de Hamas, Ismail Haniye, insinuó el domingo una escalada, diciendo que las protestas del viernes tuvieron “un límite”, pero que “la próxima vez no sabremos donde está la raya”.

Israel acusó a la organización islamista de tratar de atacar su frontera bajo la cobertura de protestas. Funcionarios dijeron que Israel tiene derecho a defender su frontera y que las tropas tienen instrucciones de concentrarse en los que el ejército describió como los “principales instigadores”.

Sin embargo, las políticas de uso de fuerza fueron cuestionadas luego que dos videos amateur presuntamente mostraron a dos palestinos siendo baleados _ uno muerto y otro herido _ en momentos en que no representaban amenaza alguna para los soldados.

En uno de los videos, un hombre identificado solamente como Ibrahim Abu Shanab es visto arrodillado en tierra en la primera de dos filas de personas rezando el viernes, de frente a la frontera a una distancia de entre 150 y 200 metros. De repente, se levanta, cojea unos metros y se desploma y es sacado del lugar por un joven que grita. “¡Dios es Grande!”.

Adli Abu Taha, que grabó la escena con su celular, le dijo a The Associated Press que Abu Shanab había lanzado piedras cerca de la frontera antes de sumarse al grupo de rezos el viernes. El incidente ocurrió al este de la ciudad de Rafa y paramédicos dijeron que Abu Saban fue baleado en una pierna.

En otro video en medios sociales, un joven es muerto a tiros por detrás cuando se alejaba corriendo de la frontera llevando un neumático.

Grupos de derechos humanos afirman que es ilegal abrir fuego contra palestinos que no representan una amenaza para las vidas de los soldados.

Las fuerzas armadas israelíes acusaron a Hamas de publicar videos incompletos, editados o “completamente falsos”. Dijeron que sus tropas cumplen reglas estrictas de combate.