LONDRES (AP) — Tras no lograr convencer a sus rivales en la Liga Premier inglesa de la necesidad de implementar el videarbitraje, Manchester City tiene ahora más evidencia de la importancia de la tecnología, cuya ausencia le costó dos puntos el sábado.

Con ayuda de un controversial gol, los recién ascendidos Wolves le sustrajeron un empate 1-1 al campeón City. Repeticiones en video mostraron que Willy Boly usó el brazo para darle la ventaja a Wolverhampton, pero el video no pudo ser usado para descartar el gol porque la primera división inglesa es la única liga europea importante sin árbitros asistentes de video.

Antes del ascenso de los Wolves en mayo, los clubes de la Premier acordaron esperar para adoptar el VAR, que debutó en la Copa del Mundo en Rusia.

Aymeric Laporte rescató el punto para City rematando de cabeza un tiro libre de Ilkay Guendogan a los 69 minutos, dejando al equipo de Pep Guardiola con siete de nueve posibles. Los Wolves aún no han ganado en su regreso a la Premier.

"No trabajo para la Liga Premier”, dijo Guardiola cuando se le preguntó si el VAR hubiera marcado la diferencia.

Aunque el City respaldó la introducción del VAR, requiere al menos 14 de los 20 clubes para aprobar cualquier cambio en la Premier. En la votación en abril la mayoría de los clubs decidieron que se necesitaban más mejoras antes de usar la tecnología.

Con el VAR en uso, los campeones sin dudas se habrían beneficiado de posibles penales sobre Sergio Agüero y David Silva, además de la anulación del gol rival.

"No soy el árbitro, nunca lo sere”, apuntó Guardiola.

En tanto, Liverpool aprovechó el tropezón de los campeones para ascender a la cima, con una apretada victoria 1-0 sobre el visitante Brighton.

Mohammed Salah anotó a los 23 minutos por los anfitriones y tiene 29 goles en casa en igual número de partidos con Liverpool.

Los Reds no han encajado goles en sus tres encuentros en la campaña, mostrando que la inversión en defensa y un nuevo arquero fue acertada.

Arsenal se anotó su primera victoria en la liga con el técnico Unai Emery, imponiéndose 3-1 a West Ham tras haber comenzado abajo 1-0.

West Ham, el equipo del técnico chileno, se adelantó a los 25 minutos con el gol del austríaco Marko Arnautovic. Pero la ventaja de los visitantes apenas duró cinco minutos. El lateral izquierdo español Nacho Monreal niveló al cabecear un centro de su compatriota Héctor Bellerín.

Arsenal se puso al frente a los 70 con un autogol, en el que el centro del delantero francés Alexandre Lacazette fue desviado a propia puerta por Issa Diop. Danny Welbeck puso cifras definitivas en los descuentos.

Harry Maguire anotó en tiempo de descuento para dar a Leicester una victoria de 2-1 en casa de Southampton. Cardiff y Huddersfield empataron 0-0. Bournemouth y Everton igualaron 2-2 en un partido en el que ambos equipos terminaron con 10 hombres.

Cardiff, Huddersfield y Southampton siguen sin ganar, al igual que West Ham.