SAN ANTONIO (AP) — Una pareja en Texas castigaba a sus hijos obligándoles a comer y cepillarse los dientes con heces de gato, les colocaba un collar eléctrico y los azotaban con ramas de árbol, informaron las autoridades el martes.

La policía en el condado Bexar dijo que James Howard Chalkley, de 32 años, fue acusado con un cargo de lesiones a un menor, mientras que su esposa Cheyanne Chalkley, de 22 años, fue acusada con dos cargos de lesiones a un menor. Howard es el padre un niño de 3 años, y de dos niñas de 5 y 10 años. Cheyanne es la madrastra.

De acuerdo con las órdenes de arresto, una maestra vio los moretones en la niña de 5 años en septiembre. Posteriormente, los responsables de asistencia social interrogaron a cada una de las niñas y se percataron de la gravedad del asunto. Luego de eso, los menores fueron trasladados de su morada ubicada en la ciudad de Converse a una casa de acogida.

Los niños le comentaron a su tutora temporal que una vez su padre se molestó porque creyó que los niños no limpiaron a propósito heces de gato que encontró en un armario. El padre embarró las heces del animal en al menos dos de sus hijos y forzó a la niña de 5 años a comérsela y a cepillarse los tienes con ella con tanta fuerza que sangró, esto de acuerdo con las órdenes publicadas el lunes.

La niña de 5 años dijo a las autoridades que su padre usaba un collar eléctrico para perros que le dejó marcas verdes en la piel. Las autoridades indicaron que los niños les contaron que tanto su padre como su madrastra los golpeaban con cinturones y con ramas de un árbol limonero, algunas de ellas con espinas.