AP NEWS
Related topics

Venezuela: investigan a exfuncionario del gobierno de Chávez

November 22, 2018

CARACAS (AP) — La Fiscalía General de Venezuela ordenó investigar y confiscar los bienes de Alejandro Andrade, un exfuncionario del gobierno de Hugo Chávez que en Estados Unidos se declaró culpable de asociación ilícita para lavar más de 1.000 millones de dólares de sobornos.

El Fiscal General Tarek William Saab dijo en rueda de prensa el jueves que también se ordenó el arresto de Andrade, ex guardaespaldas de Chávez que ascendió hasta convertirse en tesorero nacional, para “ir a fondo en una investigación que tiene que ver con la venta irregular de bonos de la nación” y el desvío de fondos del estatal Banco de Fomento Regional Los Andes a la banca privada.

El fiscal señaló que las medidas contra Andrade incluyen el “bloqueo e inmovilización” de sus cuentas bancarias en Venezuela, además de ”órdenes de allanamiento y confiscación de bienes y propiedades de este delincuente”.

El anuncio se produjo dos días después de que fiscales federales en Estados Unidos revelaron en un comunicado que Andrade y el banquero venezolano Gabriel Arturo Jiménez Aray aceptaron su culpabilidad en los delitos de lavado de dinero hace meses, pero sus casos habían permanecido en secreto.

Tras dejar su cargo Andrade se mudó al sur de Florida, donde compró una lujosa hacienda de caballos en el área de Wellington, conocida internacionalmente por sus actividades hípicas.

Jiménez Aray, por su parte, fue propietario del Banco Peravia, con sede en la República Dominicana.

Sin mencionar el proceso judicial en Estados Unidos, Saab agregó que se solicitará a Interpol que emita una “alerta roja” de búsqueda y detención contra Andrade. “Esperamos que los Estados Unidos de América entreguen al Estado venezolano” al exfuncionario, sostuvo.

La revelación de las admisiones de culpabilidad de Andrade y Jiménez Aray tuvo lugar un día después de que se hicieran públicas las acusaciones que enfrenta el empresario de medios venezolanos Raúl Gorrín Belisario.

Los tres son miembros de una elite venezolana que amasó fortunas durante los gobiernos socialistas que comenzó Chávez en 1999 y que están bajo intensa investigación de los fiscales estadounidenses.

Tanto Andrade como Jiménez Aray sellaron acuerdos con la fiscalía estadounidense bajo los cuales se comprometieron a colaborar con el gobierno con la esperanza de que se reduzcan sus condenas.

Andrade, de 54 años, se declaró culpable en diciembre de 2017 y Jiménez Aray en marzo de este año.

El Fiscal general venezolano tampoco mencionó el caso contra Gorrín, cercano al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

De acuerdo con documentos judiciales estadounidenses, Gorrín, de 50 años, pagó sobornos a Andrade y a otro funcionario venezolano para que hicieran transacciones a una tasa favorable de cambio.

Gorrín, propietario y presidente de la cadena televisiva de noticias Globovisión, también efectuó compras para ellos y les pagó gastos relacionados con aviones privados, yates, casas, caballos, relojes y ropa de diseñadores. Al igual que sus compatriotas, está acusado pero se encuentra prófugo.

Desde hace más de una década se aplican en Venezuela rígidos controles de cambio que han alentado la corrupción al permitir que unos pocos privilegiados compren divisas al gobierno al tipo de cambio oficial y las revendan en el mercado negro obteniendo de manera instantánea enormes beneficios.

AP RADIO
Update hourly